Errores de estrategia política dentro del PLD

Errores de estrategia política dentro del PLD

Por Luis Columna Solano

 

Desde el nacimiento de nuestra República en 1844, los dominicanos hemos realizado treinta y siete reformas constitucionales y los motivos principales han sido la figura de la vicepresidencia de la República y la “reelección presidencial”. Esta ultima ha marcado las ultimas tres.

En el 1994 se prohibió tácitamente la reelección presidencial. Con esa Constitución fueron elegidos por vez primera, los ex presidentes Leonel Fernández Reina e Hipólito Mejía Domínguez, el 30 de junio de año 1996 y el 16 de mayo del año 2000 respectivamente.

En el 2002, Hipólito promovió una Reforma Constitucional para reelegirse, a pesar de haber jurado por su madre que no lo haría, consiguiendo su propósito. Se presentó a las presidenciales del año 2004 y fue aplastado electoralmente por su antecesor, Leonel Fernández quien retornó al poder con el derecho a optar por la reelección en el 2008 y así lo hizo, permaneciendo en en poder ocho años consecutivos, no sin antes promover otra Reforma Constitucional que garantizara su regreso a partir de 2016, ya que la reforma de Hipólito aunque permitía la reelección, la condicionaba a un nunca jamás volver a presentarse, independientemente cual sea el resultado.

Pues bien, por ese “nunca jamás” de la Constitución del 2002, nació el proyecto presidencial Miguel Vargas Maldonado, obteniendo en en el 2007 la candidatura presidencial del PRD y mas adelante la presidencia de partido con el apoyo del ex presidente Mejía, pero el acuerdo de la Corbatas Azules firmado entre Miguel y Leonel en el 2009 en su condición de presidentes de los dos principales partidos con representación en el Congreso Nacional abrió las puertas de nuevo a Hipólito para el 2012. Para ese entonces Miguel jamas pensó que Mejía quien le apoyó en el 2008 y se mostró de acuerdo en la firma de ese pacto le ganaría la convención interna del PRD, y por vía de consecuencia volvería a ser candidato presidencial en el 2012.

LA REELECCIÓN DE LEONEL 2012.

La miel del poder consigue con facilidad empalagar a los que disfrutan del ella.

A pesar de que Leonel firmó y promulgó la actual Constitución, fueron muchos los funcionarios y dirigentes del partido y aliados al gobierno que le suplicaron que hiciera uso de sus prerrogativas constitucionales y los actuales mecanismos de Carta Magna ( Plebiscito, Referéndum y Tribunal Constitucional), para que la modificara nuevamente y se re-postulara hasta el 2016, hecho que amenazó la unidad del partido y gracias a la mente fría y serena de un entonces presidente de la República que no se dejó calentar la cabeza de tanta gente influyente que intentaron convencerlo la sangre no llegó al río.

Tras el anuncio de Leonel de que no buscaría la reelección, el hoy presidente de la República Danilo Medina ganó ampliamente una convención interna que se hizo por puro formalismo, ya que los principales oponentes internos, (Margarita Cedeño, José Tomas y Rafael Alburquerque) retiraron sus aspiraciones para apoyarlo y para el momento de su proclamación oficial como candidato presidencial de PLD por segunda vez en julio del 2011, su posicionamiento electoral estaba 22 puntos por detrás de Hipólito Mejía, candidato del PRD.

Gracias a la integración del presidente Leonel y su gobierno, en adición a la unidad monolítica de todo el partido, para enero 2012, Danilo superaba a Hipólito por 03 puntos en todas las encuestas y para el 20 de mayo del 2012 ganó las elecciones en primera vuelva por mas del 50+1 de los votos validos emitidos y certificados por la JCE..

UN ESCENARIO 2016

Como de costumbre, al presidente de turno se le pide que se quede porque representa entre muchas cosas…. la voluntad del pueblo. y esta vez, no ha habido sorpresa. El presidente Danilo Medina después que el pueblo no creyó en sus promesas en el 2000 tras caer derrotado por Hipólito Mejía, ahora está de luna de miel con el mismo pueblo que aprueba su gestión en un 85 % de aceptación popular y le piden que se quede 4 años más, pero está impedido constitucionalmente.

Ahora bien, basados en este resultado, ciertos sectores del gobierno y del partido han lanzado una ardua campaña propagandística en busca de una nueva modificación constitucional que restablezca la reelección presidencial consecutiva por dos periodos y nunca jamás… lo mismo decir…. volver a ponerla como estaba en el 2010.

A todo esto se suma la presión de importantes miembros del Comité Político del PLD, prominentes e influyentes funcionarios del gobierno y legisladores que reclaman que sea el Comité Político quien decida el tema y es que en ese organismo todas las decisiones siempre se han tomada por unanimidad y cuando un miembro no ha estado de acuerdo, entonces el tema se deja para otra ocasión como ocurrió con la ley de partidos políticos hasta que finalmente se llegue a un consenso y es evidente que un tema de esta envergadura política, escapa al control y la naturaleza de ese órgano de dirección peledeísta, donde actualmente el presidente Medina tiene mayoría relativa de uno o dos miembros de los 35 que lo conforman la matricula.

Soy de opinión de que la figura de la reelección es buena por naturaleza, ya que la misma es un premio de la democracia para aquellos servidores públicos que bien lo hacen, sin embargo debo advertir que el método utilizado a la fecha como estrategia para lograr res-postular al presidente Medina ha sido incorrecto. Los tiempos son los tiempos y en la actividad política el mismo no se cuentan por minutos, sino por los acontecimientos que suceden y en tal sentido hay que dejar que los mismo se produzcan y nunca precipitarlos.

Hasta el menos ilustrado de los ciudadanos sabe que Leonel desea volver y que trabajó para eso desde el 2009 tras el acuerdo de la Corbatas Azules…. De igual manera que su liderazgo está vivo y arraigado en gran parte de población votante. De ahí su fortaleza electoral y apoyo popular a pesar de que ha sido él quien ha soportando en solitario la oposición al presente gobierno (acusaciones por déficit fiscal a consecuencia de la reforma fiscal, los juicios populares, sometimientos a la justicia y mas recientemente vinculación al narcotraficante Quirino).

Desde el 2012 a la fecha a Leonel deferentes sectores de la sociedad civil y de oposición, le han caído encima con calumnias y acusaciones para sacarlo del escenario electoral, pero más recientemente, le han tirado para borrarlo del mapa y quizás, para eliminar de la historia sus gobiernos cargados de modernización, adecentamiento institucional y desarrollo en todos los ordenes posibles.

Este hecho ha provocado una reacción automática del leonelismo histórico como heredero natural de las fuerzas sociales, políticas y económicas conservadoras del país de todos los tiempos y las élites de poder dentro del partido morado que reclama a Leonel el uso su derecho legitimo de presentarse como candidato, hecho que de producirse significaría la muerte súbita de los actuales aprestos leccionistas.

La situación ha sido tan mal manejada por los reeleccionista, que si Leonel sede, sus propios correligionarios podrían pesarles la factura por entender que lo ha hecho preso del miedo y la presión de aquellos que desde a dentro, presionan y hacen juego a los de afuera para reducirlo.

Finalmente exhorto a todos los grupos internos dentro del PLD a bajar el tono y dejar la pelota en exclusiva los verdaderos y únicos protagonistas, pues sea cual sea el resultado de su decisión, habrá sido tomado pensando en la unidad del partido y en los sanos intereses del pueblo dominicano, amparado en la protección de los intereses de todos los grupos internos, como garantía de estabilidad del actual estado de bienestar que vive la República Dominicana bajo los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana.

 

Facebook Comments