ESPAÑA: Condenan dominicano a 6 años por intento asesinato

ESPAÑA.- La sección octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, acaba de imponer una condena de seis años y medio de cárcel a un dominicano de 35 años acusado de intentar matar a puñaladas a un compatriota con el que se encontró en una discoteca situada en la zona centro de Gijón.

Los magistrados asturianos obligan además al reo a pagar a su víctima una indemnización de 6.900 euros por las secuelas y las lesiones sufridas como consecuencia del ataque.

 

Los hechos que ahora acaban de ser clarificados por el tribunal tuvieron lugar alrededor de las seis menos cuarto de la madrugada del 3 de julio de 2011. Fue entonces cuando el ahora acusado -cuya identidad responde a las iniciales A. V. M.- se encontró con su víctima, con la que ya había mantenido rencillas anteriores, tal y como relató posteriormente la Policía.

Los jueces aseguran que el ciudadano de origen dominicano se dirigió a su compatriota «con el ánimo de matarle» y le propinó tres puñaladas en el abdomen «que pusieron en riesgo su vida».

La víctima fue atendida en un primer momento por los sanitarios de emergencias médicas. Los facultativos trasladaron posteriormente al herido hasta el Hospital de Cabueñes, en donde permaneció ingresado durante dos días hasta su total recuperación.

 

La Policía Nacional comenzó tras el suceso una investigación que no permitió el arresto del ahora condenado hasta el mes de octubre.

En el momento del arresto, el acusado tenía pendientes cinco órdenes de busca y captura expedidas por dos juzgados de Oviedo, otros dos de Gijón y uno de Pamplona.

Los portavoces policiales le definieron, de hecho, como una persona «muy agresiva» y que «siente un gusto especial por las armas blancas, que no duda en utilizar cada vez que se encuentra inmerso en una pelea en el interior de una discoteca o un pub». Los agentes le habían arrestado hasta en once ocasiones anteriores por hechos similares.

En marzo del pasado año el acusado había provocado importantes lesiones a un joven de 29 años que fue brutalmente golpeado en la cabeza con una botella de cristal cuando se encontraba en el interior de una discoteca situada en la calle Matemático Pedrayes de Oviedo.

 

El acusado -que utilizó durante varios meses documentación falsa para intentar zafarse de la investigación de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Gijón que le seguían la pista- acumula además otras sentencias similares a la que ahora se le acaba de imponer.

En noviembre de 2011 se le impusieron otros seis años de cárcel por un delito de lesiones que en este procedimiento no ha podido constar como computable a efectos de reincidencia.

 

Los magistrados de la sección octava de la Audiencia Provincial han aceptado, además, conmutar la pena por una expulsión del país «cuando acceda al tercer grado penitenciario o cumpla las tres cuartas partes de la condena» que se le ha impuesto. La sentencia aún puede ser recurrida ante el Supremo.

Fuente: LA NUEVA ESPAÑA

Facebook Comments