España e Iberoamérica crearán una red de intercambio de datos contra la delincuencia

Espana-Iberoamerica-crearan-intercambio-delincuencia_TINIMA20130611_0531_5
Las Policías de España e Iberoamérica crearán una red de intercambio de datos para avanzar en la construcción de un espacio común de seguridad en el que ser más eficientes en la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado, el narcotráfico y la trata de seres humanos.

Madrid.- Las Policías de España e Iberoamérica crearán una red de intercambio de datos para avanzar en la construcción de un espacio común de seguridad en el que ser más eficientes en la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado, el narcotráfico y la trata de seres humanos.

El primer paso para la construcción de ese espacio común de seguridad ha sido la creación de la Escuela Iberoamericana de Policía, tal y como se acordó durante la reunión celebrada este año en Cádiz entre los directores generales de la Policía de España e Iberoamérica.

El primer curso de esta escuela se celebra desde hoy hasta el próximo jueves en Carrión de los Condes (Palencia), ha explicado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que ha inaugurado el encuentro al que asisten altos mandos de cerca de veinte países de Iberoamérica, además de España, Andorra y Portugal.

«Entre las nuevas iniciativas para crear un espacio iberoamericano de seguridad, la más importante es la creación de esta escuela», ha subrayado en declaraciones a los periodistas Ignacio Cosidó.

En este primer curso se analizarán problemas comunes como el terrorismo, el crimen organizado, el narcotráfico, la trata de seres humanos o fenómenos como la violencia de las bandas juveniles, pero «también se dará un impulso a esta escuela», ha señalado.

El director general de la Policía ha subrayado que los desafíos en materia de seguridad son comunes, que los problemas son globales, no tienen fronteras y por tanto hay que ampliar la cooperación policial que ya existe entre España y Europa a Iberoamérica.

«Hay que dar respuestas globales y este espacio iberoamericano es un buen marco para impulsar esa cooperación de España con los países iberoamericanos y de toda la Unión Europea en materia de seguridad», ha resumido.

Se trata de la primera vez que se incluye en este espacio común la agenda de seguridad, a pesar de que España siempre ha sido un país muy vinculado por razones históricas, políticas y culturales a Iberoamérica.

El siguiente paso será la creación de una red de intercambio de datos en colaboración con la Comunidad de Policías de América, Ameripol.

Según Cosidó, con la escuela y la red de intercambio de datos se podrán abordar dos prioridades, la formación común y el intercambio de información, «algo crítico cuando hablamos de redes organizadas y terrorismo».

«Tenemos que ser capaces de colaborar más intensa y eficazmente para dar respuesta a esos desafíos, para luchar contra las organizaciones terroristas, la trata de seres humanos, o el tráfico de cocaína», ha insistido.

Entre los problemas que más preocupan en este momento, Cosidó ha hablado de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, ya que se están viendo implicadas mujeres y menores.

También ha citado algunos fenómenos novedosos en España como la violencia en bandas juveniles, un problema que sin embargo se vive con mucha intensidad en Iberoamérica.

«Nosotros podemos aprender mucho de ellos y la Policía española también puede hacer una labor importante de cooperación y formación de las policías iberoamericanas», ha concluido.

También el jefe de la Unidad Nacional de la Comunidad de Policías de América, Horacio Verás, ha considerado «fundamental» la formación de las policías de los distintos países a través de cursos como el que se celebra esta semana en Carrión de los Condes.

«Queremos mejorar la capacidad de nuestra Policía en República Dominicana y para eso es fundamental el intercambio de información con unidades especializadas», ha señalado.

Además, ha destacado que la cooperación entre Europa y Sudamérica en temas de seguridad es fundamental cuando la mayoría de turistas que llegan a los países latinoamericanos procede de Europa, Estados Unidos y Canadá.

 

 

amodom/efe
Facebook Comments