España: Fallece Ramsés Trujillo, un nieto del dictador dominicano

MADRID, España.- Ha fallecido aquí a causa de una larga enfermedad Ramsés Trujillo, un nieto del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo, según reportan medios españoles.

Era hijo primógenito del matrimonio de Ramfis Trujillo, hijo del dictador, y Lita Milán, actriz de Hollywood, el cual  también procreó a Ricky Trujillo . Estaba casado y tenía dos hijos, un niño y una niña

La noticia del fallecimiento fue publicada como exclusiva por el periódico digital El Cierre, que señaló que Ramsés Trujillo fue enterrado en el cementerio de Mingorrubio, donde también están los restos del Dictador dominicano y de Ramfis, su hijo, quien murió en un accidente automovilístico en la capital española.

Falleció, añadió,  en brazos de su madre en el Hospital de la Paz, donde había recibido atenciones médicas durante los últimos seis meses.

Tanto en el sanatorio como en el funeral, Lita estuvo acompañada por algunos de los apellidos más rimbombantes de la nobleza y de la jet set española.

“Llamó mucho la atención la ausencia de medios de comunicación, dado el peso específico que los Trujillo han tenido en nuestro país desde que llegaron de la República Dominicana en 1962 amparados por Franco”, dijo El Cierre.

Añadió que se espera un funeral masivo a finales de este mes.

Ramsés Trujillo y su madre Lita. (Foto: El Cierre Digital)

La nota expuso que en su juventud Ramsés fue un conocido jugador de polo y, junto a su hermano Ricky, personajes de las fiestas marbellíes entre los años ochenta y los noventa.

Fue novio de la hija de Julio Iglesias, Chábeli Iglesias, antes de ella casarse con Ricardo Bofill en 1993.

Entre sus amigos íntimos se encuentra Hubertus de Hohenlohe, hijo del fundador de la Marbella del lujo y el glamur, el príncipe Alfonso de Hohenlohe.

En la época en que se le vinculaba con Iglesias (a la que él consideraba una «gran amiga» suya), Ramsés Trujillo debutó como torero en Lloret de Mar (Gerona).

Agregó que desde 2010 Lita no se hablaba con ninguno de sus hijos por diferencias financieras, pero la enfermedad de su primogénito terminó acercándolos de nuevo.

«Durante este período de dolor ha surgido algo bonito. Ricky y su madre han vuelto a hablarse y se han consolado mutuamente. De hecho, su hijo se ha portado de forma admirable recibiendo a todos los asistentes al velatorio y al entierro», indicó.

Facebook Comments