España lleva 12 años expulsando ilegalmente inmigrantes en Melilla

Inmigrante-Guardia-Civil-Blasco-Avellaneda_EDIIMA20131119_0109_13

  • Según estimaciones de expertos y ONG, basados en datos facilitados por Interior, 5.000 inmigrantes han sido expulsados de forma ilegal desde que en 2001 empezaran estas prácticas
  • En el Gurugú, ocho de cada 10 inmigrantes entrevistados asegura haber entrado al menos una vez en Melilla y haber sido posteriormente expulsado por agentes del Instituto Armado

Un joven camerunés de 28 años -que responde a las iniciales ALX- descendía por las laderas del monte Gurugú, la noche del 3 de enero de 2004, en dirección a la frontera de Melilla. Tanto él como varios de sus compañeros lograron superar el doble vallado y salir a la carrera tras pisar suelo español. ALX fue detenido entonces por varios agentes de la Guardia Civil que, después de maniatarlo con bridas de nailon, le propinaron una brutal paliza antes de expulsarlo a territorio marroquí por una de las puertas del vallado fronterizo, abandonándolo en estado de semiinconsciencia. Allí, tirado en una arboleda, permaneció durante tres días a la intemperie, maniatado, sin comida ni agua, hasta que fue encontrado por unos camaradas poco antes de desfallecer. Debido a la fuerte presión que durante esos días le produjeron las bridas, AXL perdió la práctica movilidad en ambas manos y necesitó semanas para reponerse de los golpes.

Esta es la primera expulsión ilegal documentada de un inmigrante en Melilla. Una práctica que la Guardia Civil realiza con frecuencia e impunidad desde que en el año 2001 crecieran notablemente los intentos de entrada a través de las vallas que separan Melilla de la provincia marroquí de Nador, las cuales fueron instaladas tres años antes.

Habrá que esperar hasta el 20 de septiembre de 2005 para obtener la primera prueba palpable de esta irregularidad, cuando la ONG Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN) presentaba ante la Fiscalía General del Estado un vídeo en el que se veía cómo varios guardias guiaban a un grupo de 15 subsaharianos entre las dos vallas y, tras abrir una puerta de la alambrada, les entregaba directamente a las Fuerzas Auxiliares marroquíes que les recibían a correazos y golpes de bastón. Los gritos de dolor que desprendían aquellas imágenes eran estremecedores.

Mas información en:

http://www.eldiario.es/desalambre/inmigrantes-expulsados-ilegalmente-Melilla-ultimos_0_198430239.html

20nov/amodom

Facebook Comments