Españoles, los nuevos inmigrantes del Reino Unido: «Cuando vives fuera de tu país tienes que renunciar a muchos sueños»

Españoles, los nuevos inmigrantes del Reino Unido: «Cuando vives fuera de tu país tienes que renunciar a muchos sueños»

brighton_nor-672xXx80Cada vez son más los españoles que han ido al Reino Unido para mejorar su nivel de inglés y al final han decidido quedarse a vivir en la isla como salida a la crisis. Según datos del Ministerio británico de Empleo, el número de españoles creció el año pasado un 42%.

 

Londres.- (QUE.ES).- El caso de Cristina Maté no es aislado. Ella, como tanto otros españoles,decidió hacer las maletas al Reino Unido cuando se quedó en paroen 2010. El objetivo, estar un par de meses para hacer realidad eso que casi todos ponemos en el currículum: ‘Inglés, nivel medio’. Cuatro años después sigue viviendo allí. «No tenía hipoteca, ni hijos, ni perrito que me ladrara, así que me fui para allá con 27 años», cuenta a Qué.es. El destino elegido, Brighton, en la costa sur, donde residía una amiga.

«Los comienzos no son fáciles. Mis tres diplomas universitarios y mi experiencia laboral en reconocidas empresas se redujeron a cero al no saber la lengua. Trabajé en una fábrica empaquetando 20 cajas de bolis al minuto, limpié mesas, barrí suelos, serví vino, repetía ‘café o té?’ en jornadas de once horas, reponía leche y atendía una caja en un supermercado», comenta.

Sin embargo, se puede decir que pronto la suerte se puso de su lado. «Cuando me enteré de que buscaban españoles para un multinacional estuve estudiando durante días las frases enteras en inglés que iba a decir en la entrevista. Me escribía posibles preguntas y posibles respuestas. Sabía que ese trabajo, aunque muy alejado de mi cualificación, me daría estabilidad. Y así fue. Cuando estás viviendo fuera de tu país tienes que renunciar a muchos sueños. Yo cambié la cercanía de mi familia y el amor a mi profesión (periodismo) por tener una vida lo más acomodada posible», explica.

Cristina no sabe explicar ahora si ella es la que ha decidido quedarse a vivir en el Reino Unido o es la situación económica de España la que le impide regresar a su país. «A veces me siento sin patria. Yo estudié en universidades públicas y me parece muy triste que otro país recoja lo que el mío me regaló. ¿Doy la espalda o me la están dando a mi? Difícil de contestar», se lamenta.

Lo que tiene muy presente es que en el Reino Unido se ha sentido acogida como en su casa. «Muy pocas veces he notado racismo. Nos hemos encargado muy bien de potenciar nuestros puntos fuertes y los ingleses ven en los españoles el sol, la paella, el flamenco y olé».

Eso sí, ella es consciente de que una tiene que ser la primera en esforzarse por integrar ambas culturas: «Mi novio es inglés, pero mis mejores amigas son españolas; como ‘fish and chips’ los miércoles, pero mi nevera esta llena de jamón y chorizo; canto por Abba y bailo por Camarón. Necesito de lo mío para sobrevivir, no me da ninguna vergüenza reconocer que soy una paleta emocional», concluye.

JORGE: «ESTÁN ACOSTUMBRADOS A QUE LOS EXTRANJEROS VENGAN A BUSCARSE LA VIDA»

El caso de Jorge García Bedoya es parecido al de Cristina. Él decidió emigrar a Londres hace tres años porque estaba estudiando comercio internacional y necesitaba el idioma para su futuro trabajo: «Mi inglés era pésimo, la verdad», afirma. Así que cuando llegó se puso manos a la obra a buscarse un trabajo de subsistencia, en la hostelería, que evolucionó hasta convertirse en sumiller, que es a lo que se dedica actualmente.

Jorge lleva tres años en el Reino Unido, pero no tiene planes de quedarse por mucho más tiempo. De hecho, para él Londres solo es «una ciudad trampolín» y Perú es el país que tiene en mente como siguiente destino.

Al igual que Cristina, considera que los ingleses acogen a los españoles con cariño. «Les gusta nuestra gracia, nuestra alegría y nuestra forma de abrirnos». En su caso, el primer chef que tuvo como jefe le allanó mucho el camino de los duros comienzos: «Recuerdo la primera frase que me dijo cuando entré a trabajar: «Aquí somos una familia, no te preocupes, y por el inglés tampoco, que ésta es tu academia».

Londres es una ciudad multicultural que acoge bien al inmigrante. De eso sabe bien Jorge. «Están acostumbrados a que los extranjeros vengan a buscarse la vida».

Lo que menos le gusta, dice, es que «es demasiado grande» y «hay que coger el transporte público para todo».

ESPAÑA, PAÍS EXPORTADOR DE POBLACIÓN A LA ISLA

La embajada de Londres estima que la colonia de españoles está formada por unas 150.000 personas, lo que nos situaría como segundo país que más inmigrantes aporta al Reino Unido, solo por detrás de Polonia.

La Oficina Nacional de Estadística (ONS, en inglés) calcula que 27.000 españoles se mudaron al Reino Unido en 2012, frente a los 17.000 que lo hicieron el año anterior.

Además, el número de españoles inscritos en la Seguridad Social británica creció un 42% en 2013, hasta un total de 49.800, según los últimos datos oficiales del Ministerio británico de Empleo.

 

Facebook Comments