Un extraño en la UASD

Balbina Negreira

En el pasado siglo las luchas uasdianas eran para exigir democracia y aumento de la subvención a los gobiernos de turno. Ya no hay ideología política por la que luchar. El comunismo se desaceleró-bruscamente-con la Perestroika de la otrora URSS. A pesar, de que se ha tardado en reconocer que se apagó en Latinoamérica ante la imponente figura del ya fallecido Fidel Castro. Encontrando un magnifico aliado en el también, fallecido, Hugo Chávez; quien apostó el petróleo de las y los venezolanos invirtiendo en propaganda populista y donaciones por la toda la región, incluso, en otros continentes.

En este siglo, los protagonistas son las luchas personales partidistas. Las luchas y, por lo que vale la pena morir son las yipetas, armas de fuego, cargos, puestos, nominillas, reelección, becas, viajes, lujos, poder…Constituyéndose en un futuro promisorio involucrarse en proselitismo político partidista desde la primaria; con esta mentalidad deficitaria y política a destiempo acceden a la UASD.

El Fiscal Federal de Brasil, Carlos Bruno Ferreira Da Silva dio una “conferencia magistral” sobre Odebrecht hace pocos días en la UASD. Los pagos de nominillas (que se sangran de los dineros públicos) tienen sus consecuencias. ¿Qué hacía un empleado público y dirigente de un partido político en las elecciones del pasado viernes en la Universidad Autónoma de Santo Domingo?

¿Qué busca un ayuntamiento “prestando” a uno de sus empleados a la universidad pública? ¿Cuántos empleados públicos más había a disposición o en representación de los grupos estudiantiles? ¿Acaso no creen en las mentes e inteligencia estudiantiles que solo deberían ser “manejadas” académica y científicamente por sus profesores? Dirigentes sindicales, dejen que las juventudes transiten su camino con sus aciertos y errores. No se conviertan en sus portavoces ni asesores. No los manipulen ni sobornen…

El fin es que todo está todo contaminado. Desde los colegios de profesionales, sindicatos; la universidad pública que pudiera ser el engendro del saber científico de nuestro país solo sabe darle a la sociedad dominicana noticias trágicas. Cuál era la función del asesinado “extraño” en la ¿Facultad de Medicina?

¿De quién y desde dónde salieron las balas que ocasionaron heridos y un muerto? Hay un silencio sepulcral ante este asesinato y demás heridos.  ¿Por qué se permite la tenencia de armas de fuego en un recinto de estudios?  Las respuestas a estas preguntas las tienen los 26 partidos políticos, la FED, la UASD, colegios de profesionales y técnicos, sindicatos, movimientos, etc. ¿Todavía no ha llegado el cuerpo inerte a la tierra y ya están proclamando al grupo estudiantil ganador:  qué ganó?

Ha perdido el estudiantado y, no, precisamente, a uno o una de sus estudiantes, sino a un ciudadano ajeno a la vida estudiantil. ¿Cómo se explica y razona esto? Es un sin sentido que el suelo uasdiano se tiña de sangre por un jodido cargo de Presidente de la Federación de “Estudiantes” Dominicanos (FED). Un daño y desprestigio para la universidad pública que ve indolente sin querer soltarse de las luchas de grupos que parasitan de forma endémica en sus tripas.

Madrid, España.

Facebook Comments