Grupo Barceló se adueña de la cadena hotelera Occidental

Grupo Barceló se adueña de la cadena hotelera Occidental

 

 

Barceló reabre la puerta al Caribe con la compra de Occidental / El Mundo /

Las grandes cadenas hoteleras españolas vuelven al mercado de grandes operaciones corporativas, sea por la compra de establecimientos destacados o por la adquisición de cadenas rivales. Barceló completó ayer la compra de Occidental , compañía que hace una década aspiró a competir en la liga de los grandes operadores con una cartera de hoteles de lujo vacacionales con una fuerte presencia en el Caribe y que acabó tumbado por la crisis en manos de BBVA y Amancio Ortega, entre otros socios.

BBVA y Ortega abrieron en 2014 un proceso de venta que atrajo a numerosos inversores internacionales, aunque finalmente, en diciembre del mismo año, anunciaron que la cadena operaría de forma independiente con los mismos socios dominando el accionariado. Ninguna de las ofertas parecía cuadrar con sus cuentas. Cuando adquirieron la sociedad en 2007, la valoraron en 706 millones de euros.

Al cabo de ocho meses, el grupo mallorquín se ha impuesto en la puja al resto de interesados como el mexicano Posadas, el estadounidense Marriott o fondos de inversión en sociedad con otras cadenas. Ninguna de las partes precisó el importe de la operación, los términos en que ha sido financiada o si la propiedad pasa al 100% a manos de Barceló, que sí incorpora Occidental a su oferta. En el proceso de venta, la cartera en traspaso ha visto reducidos sus activos desde las más de 5.000 habitaciones que estaban en venta hace más de un año.

Como resultado, Barceló aumentará en 4.011 habitaciones su oferta vacacional en el Caribe , fundamentalmente en México. Las autoridades regulatorias de este país eran el último obstáculo para cerrar un contrato que se acordó el pasado mes de mayo y que compromete al grupo mallorquín a invertir hasta 136,6 millones de euros en renovar la planta hotelera. Además de los hoteles en México las nuevas incorporaciones se sitúan en República Dominicana, Costa Rica y Aruba. A las propiedades anteriores se suman contratos para la gestión de otros dos hoteles en Cartagena de Indias y Puerto Príncipe, en Haití.

El mercado hotelero se reanima Más allá de la apuesta de Barceló por el Caribe, la operación es una clara señal de que el mercado de inversión hotelero se reanima. En los años posteriores a la crisis las cadenas purgaron sus excesos aligerando de ladrillo sus carteras de establecimientos en favor de contratos de gestión. Barceló, con 700 millones de euros de deuda, se planteó seguir el camino de Meliá o NH y emitir bonos, aunque finalmente lo descartó.

El beneficio de explotación de Occidental en 2013 fue de 45 millones de euros

Con Información de El Mundo

Facebook Comments