Grupos de Neonazis atacan a inmigrantes en Madrid

Grupos de Neonazis atacan a inmigrantes en Madrid

1 Julio Guevara.-
Político y comunicador, reside en España

La conciencia de la justicia en España post muerte de la criolla Lucrecia Pérez, supuso una nueva era de baja discriminación racial en todo el territorio del reino de España, desde 1922 “entre comillas”. 22 años más tarde de la inolvidable tragedia perpetuada a mano de grupo ultra racista, y con una España, donde su población multicultural y abierta a todas las etnias sociales, que en sus políticas públicas han creado ministerios de igualdad, cientos de asociaciones y fundaciones que trabajan en contra de la discriminación racial y la xenofobia, y donde las políticas públicas apuestan siempre a la parte de inmigrantes como unos más en sus territorios. Pero este mismo siglo XXI, y año 2014, ha estallado diversos sucesos violentos por parte de personas carentes de sensibilidad humana hacia el emigrante o hacia las personas del color no blancas.

Precisamente, en el multi-inmigrante Distrito de Tetuán,( Tetuán es el distrito con mayor número de inmigrantes de España y de distintas etnias) en el corazón de metrópoli española y con ramificaciones por todos sus pueblos, hoy se han activado y fortalecidos enormemente grupos de racista neonazis, ocultando bajo la gran cortina de ser Centro de atención al nacional Español o ayuda a persona de color blanca, como bien se puede evidenciar en sus carteles a la entrada de los edificios ocupados por estos, donde el odio y el rencor a los inmigrantes, etnias o raza negra es su lema y honor, (para ellos “los inmigrantes o personas de color negro, son escorias o heces fecales que huelen y ensucian las ciudades”, tal como lo vociferan en sus solemnes y estratégicas reuniones); de ese mismo odio y rencor nace la violencia, una violencia estratégicamente planificada, que ha generado como consecuencias, escenarios de maltratos, palizas sangrientas, apuñalamientos, acoso y entre otros, el mismo corazón del populoso distrito de Tetuán y especialmente en las zonas de alto nivel de inmigrantes de todas las partes y donde es notoria la presencia del emigrante de América Latina.

Debo enfocar, destacar y numerar los hechos sangrientos evidenciados y registrados en los dos últimos días: Primero: un joven de origen chileno sufrió una paliza por parte un grupo de ideología neonazi en el madrileño distrito de Tetuán, cerca del edificio okupado “Hogar Social Madrid-Ramiro Ledesma”, también de ideología ultraderechista.

El día anterior ya se había producido un intento de agresión a un chico, al que se persiguió hasta un comercio y se amenazó de muerte.

Segundo: un hombre de 41 años y nacionalidad dominicana fue apuñalado en el distrito de Tetuán a manos de un grupo de cinco personas de ideología neonazi, según han informado fuentes de Emergencias Madrid y de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y
también los hechos que anteceden, por ejemplo y cito los casos de: primero, tal como lo menciono al principio, la joven dominicana Lucrecia Pérez: Ocurrió un viernes de hace 20 años, en noviembre de 1992. A las nueve de la noche, cuatro encapuchados vestidos de negro entraron en la Four Roses, una discoteca abandonada en el municipio madrileño de Arévaca, y dispararon a bocajarro a los presentes. Todos eran inmigrantes dominicanos, que a esa hora cenaban en el local. Algunos estaban de visita y otros, los menos, vivían allí provisionalmente hasta encontrar un trabajo. Uno de ellos, Porfirio Elías, resultó herido grave. Lucrecia Pérez, que llevaba un mes en España, murió en el acto. Tenía 32 años. La primera de las dos balas que encajó le atravesó el corazón y en segundo, el caso del joven asesinado en un pueblo de Madrid, de origen rumano de 33 años, también por una banda de jóvenes fascistas, el 2009.

Casos que la policía, ni el ministerio, han llevado a ningunos de los protagonistas violentos o a su organización ante la justicia, y su única voz es que se ha apoderado a un juez del caso para desalojarlo de dicho racista del edificio donde se concentran en Tetuán, pero no sale a la luz pública su desarticulación, ya que son como un cáncer y que avanzan rápidamente, se propagan por toda España.

De dicha problemática incontrolada por la Policías Locales y sin justicia hasta el momento, están llevando a que miedo y pánico de los inmigrantes que transitan o viven en dicha zona donde han ocurrido los hechos de abusos violentos, y de no ser o caer como víctima de estos inhumanos racistas neonazis, a recurrir a sus propias protección por vía y consecuencias al desplazamiento de armas blancas y corto punzantes en primeras medidas, y, que los vecinos inmigrantes y nacionales de conciencia anti neonazis, se organicen con el objetivo de contrarrestar las violencia, a través de métodos también violentos, por temor o la precaución, a que no llegue nuevamente una la desgracia lamentable, tal como fue el caso de Lucrecia Pérez, (Primera inmigrante de raza negra asesinada en Arévaca-Madrid España, de piel negra y de origen dominicana). Pero dicha medidas conllevará a actos multisangrientos y que puede afectar relaciones de los vecinos y su entorno social de convivencia con los inmigrantes, no solo en el distrito de Tetuán sino de índole nacional.

Debo precisar y enfocar, que en estos casos deben y deberían involucrarse todos los organismos oficiales de los estados de las etnias afectadas, sobre todo los de Latinoamérica y en conjuntos o de manera individual, buscar o dar con posibles soluciones, plantearla ante el gobierno de España y exigir con carácter urgente a este una determinación o fin a la problemática, activando sus órganos de justicia para tales casos de discriminación, agresiones de violencias y racismo, y, de no tener un resultado favorable a la mayor brevedad posible, a través los eurodiputados de ultramar para Europa, consensuar soluciones y exigencias a través de sus cámaras, para que estas tomen acciones de mediadas, detallar, presentando las evidencias y pruebas antes la organización de la Naciones Unidas (ONU), y su departamento de los Derechos Humanos y exigir la intervención y el llamado al estado español, a buscar una salida urgente a dicha situación de carácter urgente ya que estamos ante un suicidio a la paz de los estados y una agresión a los derechos humanos, sobre todo cuando se trata de temas con focos de interés y relevancia mundial, que afectan las relaciones entre los países discriminados, violentados racial y xenofóbicamente en pleno 2014 y siglo XXI, y que puede implicar o intervenir estados que se mantienen activos a favor de los derechos humanos y la no discriminación racial y xenofóbica.

Facebook Comments