Guido Gómez Mazara, el más sensato y coherente del los PRDístas

 OlgaPor Olga Capellán.-

 

Tras la evidente división existente dentro del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), se debe clarificar que los Estatutos que rigen a dicha organización política deben ser aplicados en todos los organismos y dirigencia, no importa el grado o cargo ostentado por cada uno de ellos.

Para muchos dirigentes del partido blanco, sobre todo de aquellos que están atrincherados al lado el ex presidente de la república, don Hipólito Mejía Domínguez, al presidente de esa organización Ing. Miguel Vargas Maldonado, se le cumplió su mandato el pasado día 19 del presente mes, por lo tanto ha quedado cesado para ejercer tales funciones, estos hace énfasis que Vargas Maldonado ya no es el presidente del PRD.

Sus pongamos que la tesis expuesta por los exponentes del sector Mejía sea la verdad, entonces quedan muchas interrogantes por aclarar sobre el Status del PRD: 1ro ¿que pasará con el resto de la directiva del que fuera una vez el mayor opositor partido al gobierno?

2do ¿Si el mandato de Vargas Maldonado ya cesó, porqué están reclamando por ante la JCE sus membrecías, unos 182 dirigentes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD que supuestamente fueron excluidos de la lista dirigencial? Se supone que estos también cesaron como tales juntos al presidente de su partido y que el reclamo por ante el TSE es solo una perdedera de tiempo.

3ro ¿Si toda la dirigencia del Partido Revolucionario Dominicano ya cesó? entonces esto niega la existencia de ese partido, dado que en ninguna parte del mundo existen organismos que carezcan de cabezas y eso pasa en el PRD.

Ante tal situación dejo aquí una sugerencia a los PRDístas

La base de ese partido debe empoderarse ante la alta dirigencia, cesante o no y tomar sus propias decisiones, ya que el legado de ambos bandos deja en un limbo político al PRD, lo que lesiona considerablemente a la democracia en el país.

El PRD no es un objeto de propiedad sectorial, sino un patrimonio dominicano, siendo la organización política más vieja dentro de la República Dominicana y eso se debe preservarse, no como un monumento patrimonial-cultural declarado por la UNESCO, sino de propiedad de todo el pueblo dominicano, que ayuda a consolidar la democracia en todo el país y que sirve de contrapeso al gobierno como partido opositor.

Tanto Miguel Vargas Maldonado, así como Hipólito Mejía, deben deponer de esa radical actitud y llegar a un acuerdo político por el bien del país y, a aquellos dirigentes que están apostados tanto de un lado como al otro deben reflexionar porque están coadyuvando a profundizar en vez de subsanar las heridas existentes, engendrando el odio entre sus propios compañeros.

Pero no todos está perdidos dentro del PRD, ya que hemos podido ver a un dirigente de la categoría de Guido Gómez Mazara, tratando de buscar afanosamente la unidad de su partido, haciendo propuesta que aunque son difíciles por la situación en que se vive actualmente dentro del PRD, pero no imposible.

Gómez Mazará, ha sido el más ecuánime, sensato y coherente de todos los PRDístas en tal sentido.

También hemos podido ver a otros miembros del PRD que han hechos magníficos esfuerzos por la unidad, como Neney Cabrera, que se ha mantenido al margen tendencial, Nelson Espinal, con un sin número de charlas y la intervención de José Joaquín Puello, pero notoria también ha sido la del Lic. Hatuey De Camps, a quien consideramos como un auténtico PRDísta, aunque las circunstancias lo mantengan fuera del partido que le vio nacer, entre otros.

 

 

Facebook Comments