ID, del Circo Eloize, Magia y lo irreal hecho posible

José Rafael Sosa

SERVICIO ESPECIAL

 

Poquísimas veces, a lo largo de la vida, se tiene la posibilidad de no creer lo que uno está viendo. Esta es una de ellas.

 

Santo Domingo.- Tras ver el espectáculo ID (Identificador) del Circo Eloize nada como rendirse a la magia de sus componentes, a la fuerza de sus danzas urbanas y, sobre todo, al concepto modernísimo de su escenografía en la cual se cambia continuamente gracias a un sistema reproyección digital, cuidadosamente diseñado para que complemente e incluso asuma protagonismo de las acciones desafiantes tanto de la imaginación como del equilibrio y las leyes supuestamente inviolables de la gravedad.

Con proezas circenses de 14 artistas en 12 disciplinas, ID une el tema de lo urbano y una escenografía digital completan un espectáculo de primer nivel.

El espectáculo, que ahora pasa a presentarse el fin de semana en el Gran Teatro Regional del Cibao, es la exposición de extraordinaria destrezas del circo moderno, de ese que sigue la corriente de apoyarse en el desarrollo del cuerpo mediante entrenamiento intensivo y racional, sin uso de animales y con un objetivo claro: lograr que sea posible lo imposible, suministrar al público una experiencia fuera de lo ordinario y convocar a que dancen juntos magia, imaginación y perfeccionismo detalladamente artístico.

ID es eso, una producción que, más que todo, habla de las infinitas posibilidades que se abren al ser humano, cuando se decide a trascender y a involucrarse, cuerpo y alma, en una especialidad que haga vacilar la racionalidad y preguntarse ¿ por qué no todo el mundo es capaz de emprender tareas asimilables a la categoría de los vedado a la racionalidad y lo retenido por violar toda lógica?

ID es juegos de malabares, prestidigitación enmascarada con pelotas, contorsiones que producen la sensación de que no sea real lo que uno está mirando, danzas de lo urbano coreografiadas con gracia y exactitud, equilibrismos imposibles, bicicletas que forman parte del cuerpo con una precisión alejada de la normalidad.

Pocas, tan pocas veces, tenemos la oportunidad de juzgar con vacilación y mirada, cómo se hace real, lo irreal.

Quienes tengan ojos para ver, que vean.

Un descubrimiento

El director general del Circo Eloize es sincero en admitir que para sus artistas el tema de lo urbano y sus danzar juvenil (Breackdance y Hip Hop, fue todo un descubrimiento de ese inmenso espacio público actual. Jeannot Painchaud sostiene que el barrio es una fuente de encuentros, magia y danza.

Carlos Sánchez se consolida como la figura dominicana fundamnental del Standop Comedy. Como comediante de la conversación, muestra un dominio total del público, es deliciosamente discurrente, mantiene un tono de voz seguro y asegurado, jamás se rie de sus propias ocurrencias y viste de un inteligente contenido sus chistes, fácilmente relacionados con el publico que le escucha. Es toda una experiencia que debe internacionalizarse, ¿Qué se espera?

 

23 Ago / Amo Dom/ www.joserafaelsosa.com

Facebook Comments