Idioma español «ya no es una lengua marginal de emigrantes», afirma el Rey de España

H26A3342

Justo en el momento que el rey saludaba a los presentes para iniciar su discurso, un manifestante identificado como, Pedro Muñiz, pasó la línea de seguridad, subió a una de las plataformas, donde se encontraba una de las cámaras que transmitían en vivo el acto, y gritó repetidas veces, “Justicia para Oscar López Rivera”, un preso político en cárcel de los Estados Unidos que aboga por la independencia de Puerto Rico .

Por Gheidy de la Cruz/@gdelacruz11

San Juan, Puerto Rico.– Ha quedado hoy inaugurado oficialmente el VII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), en un acto presidido por el rey de España, Felipe VI, y el gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, Alejandro García Padilla.

Ante un salón abarrotado de estudiantes, escritores, académicos, expertos y profesionales de todo el mundo, el monarca español destacó, haciendo referencia al Observatorio del Español y las culturas hispánicas del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard, que este idioma ha dejado de ser “una lengua marginal de emigrantes para integrarse como lengua social y de cultura en la sociedad norteamericana”.

En ese sentido, resaltó la población hispana de Estados Unidos que ronda, según citó la información del Instituto Cervantes, los 53 millones de personas, de las que más de 41 millones tienen un dominio nativo y los otros 11 millones y medio alcanzan una competencia limitada.

Dijo que nuestra lengua es con mucha diferencia, el idioma extranjero más estudiado en todos los niveles de la enseñanza, y, según los cálculos de la Oficina del Censo, en el año 2050 los Estados Unidos pueden ser el primer país hispanohablante del mundo.

Llamó la atención del Rey, la forma de distribución de la comunidad puertorriqueña haciendo mención de los más de 3 millones y medio de habitantes de la isla, “Puerto Rico suma un millón y medio de población repartida por los Estados Unidos y, junto a ella, otros 3,6 millones de puertorriqueños que se reconocen como tales, pero que nacieron en alguno de los 50 estados de la Unión. Como en tantos contextos de migración, el devenir de los puertorriqueños en los Estados Unidos no ha sido fácil. Allá se cruzaron dificultades económicas, sociales y culturales, que han ido resolviéndose paso a paso, en un deseo general de integración y prosperidad”.

“La comunidad puertorriqueña de los Estados Unidos despliega ante nuestros ojos un fascinante abanico de palabras, ideas, imágenes e ideologías; un rico muestrario de manifestaciones lingüísticas y culturales, que enriquece y asombra a la cultura hispánica tanto como a la anglo-norteamericana”, manifestó.

Dijo que los puertorriqueños han sabido, como pocos, vivir y sobrevivir en la frontera de las sociedades, las culturas y las lenguas, “porque éstas no son contradictorias con la diversidad; basta con aceptarla de forma natural en cada una de ellas, sin detrimento de sus componentes. Son precisamente las culturas más extensas del mundo las que mejor pueden administrar la diversidad en su interior y en sus fronteras, y en ello los puertorriqueños tienen mucho que decir, desde dentro de la comunidad hispánica y desde dentro de la sociedad estadounidense”.

ACTO

El discurso del gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, dejó formalmente inaugurado el VII Congreso Internacional de la Lengua Española, que se celebra del 15 al 18 de marzo de 2016 en el Centro de Convenciones de Miramar en la isla.

En el evento, que se debate en torno al lema “Lengua Española y Creatividad”, intervinieron con discursos: Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes y director honorario de la RAE; el escritor y académico chileno, Jorge Edwards; el periodista español Juan Luis Cibrián; el escritor puertorriqueño Luis Rafael Sánchez; Darío Villanueva, director de la Real Academia Española y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española y Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana.

En la sesión inaugural hubo música a cargo de un grupo de trovadores que interpretó una décima puertorriqueña, entre ellos cuatrista Christian Nieves.

Facebook Comments