Inmigrantes no comunitarios en España carecen de recursos para ir de vacaciones

Madrid, 3 jul (TVEFE).- La crisis económica ofrece menos oportunidades a los inmigrantes no comunitarios que están en España, de irse aunque sea una semana de vacaciones de verano. Quienes logran viajar a sus países llevan varios años viviendo en España y además, han logrado un buen estatus económico.
Un caso particular es el de Johny Guevara, un peruano que llegó al país ibérico hace veinte años. Allí formó una familia y consiguió montar un negocio estable para mantenerla, por lo que viajar de vacaciones a su país de origen no es una prioridad.
En los últimos años, este peruano ha preferido ir de vacaciones de verano a República Dominicana e incluso a otros destinos dentro de Europa por sus costos asequibles.
Después de ahorrar y conocer estos destinos, decidió regresar a su país de origen este año para mostrar a sus hijos sus raíces, una decisión bastante costosa dado los precios de los tiquetes aéreos.
Según Guevara, cada boleto puede llegar a costar durante esta temporada entre «1.800 y 2.000 dólares». Además, si viaja en familia los gastos pueden superar «los 20 mil dólares».
Con los altos costos, son pocas las familias privilegiadas que pueden viajar un mes entero de vacaciones. Según un estudio del EAE Business School, más de la mitad de los inmigrantes no comunitarios residentes en España, no se pueden permitir ni una semana de vacaciones.
Según Juan Aitor Lago, director del Centro de Investigación de EAE Business School, esto se debe a que la mayor parte de los ingresos que obtienen, regresan a sus países de origen como un gasto del que no pueden prescindir.
Por esta razón, los inmigrantes no comunitarios deciden permanecer en Europa durante el verano para trabajar y ahorrar pensando en tener una vacaciones algún día.

Facebook Comments