Interior dará prioridad a la expulsión de inmigrantes irregulares con antecedentes

Reformará los centros de internamiento, cuyo modelo cuestionan las oenegés

Madrid, España.- Interior pretende agilizar la expulsión de España de inmigrantes irregulares que tengan antecedentes penales o judiciales. El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, afirmó ayer que los inmigrantes que hayan cometido algún delito serán los primeros en ingresar en los seis centros de internamiento para extranjeros (CEI) existentes, antes de hacer efectiva su salida del país en los sesenta días que marca la ley.
Ulloa sustituyó en Barcelona al ministro del Interior en la visita que, por primera vez, pudieron realizar los periodistas a un centro de estas características. Ulloa amplió que no es intención del Gobierno la expulsión de los inmigrantes que, aún no teniendo los papeles en regla, acrediten su arraigo en la sociedad española. Especificó que por arraigo se entiende que tengan un domicilio, familia, amigos o incluso un trabajo en la economía sumergida. La medida ya se está aplicando desde enero, aunque se dictará una circular interna para el Cuerpo Nacional de Policía, que es el que tiene competencias en extranjería.
El nuevo reglamento de funcionamiento de los CIE que prepara el Gobierno encomienda a las oenegés la tarea asistencial y de ocio de los internos y deja en manos de la policía únicamente la seguridad de unos centros cuestionados desde su creación por organizaciones de apoyo a los inmigrantes, que los consideran cárceles encubiertas. La polémica se reactivó después de que, en el pasado enero, un joven guineano perdiese la vida en el CIE de Barcelona por un infarto de miocardio que entidades no gubernamentales atribuyeron a que no fue atendido convenientemente. Su muerte, la segunda en dos años, y la de una mujer congoleña, dos semanas antes en el CIE de Madrid, pusieron en el disparadero estos centros, y organizaciones de defensa de los derechos humanos, como SOS Racismo, denunciaron que en ellos se vulneraban los derechos fundamentales.

Facebook Comments