Johnny Ventura relata parte de su niñez durante visita al Consulado de RD en NY y Selman declaró el “Jueves de Regocijo”

Johnny Ventura relata parte de su niñez durante visita al Consulado de RD en NY y Selman declaró el “Jueves de Regocijo”

NUEVA YORK.-El artista Johnny Ventura giró una visita de cortesía al cónsul general de de la República Dominicana, arquitecto Eduardo Selman, con quien conversó sobre temas culturales, el éxito de sus actuaciones en varios países, entre ellos Cuba y los vínculos que desde su niñez lo unen a la familia Selman Hasbún.

Durante su visita al funcionario consular con quien compartió anécdotas sobre su niñez y su adolescencia, Ventura estuvo acompañado por su esposa Nelly Josefina Flores de Ventura, con quien lleva 45 años de feliz unión matrimonial, su hijo Juan José Ventura y varios nietos, por lo que Selman declaró el jueves como “Un día de regocijo para el Consulado”.

Sus relaciones con Selman datan desde su niñez cuando sus  padres tenían su negocio de disco y justamente tenían la empresa disquera “Bartolo Primero” en la avenida Mella y luego en El Conde, en Santo Domingo.

Relató lo que definió como “una anécdota muy bonita que marcó el inicio de mi carrera artística, cuando yo empiezo a hacer mis propias grabaciones, porque no tenía disquero al principio y doña Muñeca –la madre de Eduardo- me prestaba el dinero”.

Detalló que en los años de la década del ‘60, “yo iba y le cantaba el merengue y le decía: bueno no tengo los cualtos.  Ella me lo prestaba, yo iba al estudio, grababa y luego se lo pagaba con disco… je… je…je…”

Agregó que en el año 1975, coincidió con los Selman cuando la organización de los “Jaicey’s” reconoció al primer grupo de jóvenes sobresalientes de la República Dominicana, entre ellos Eduardo, el fenecido presentador y productor de televisión Freddy Beras Goico y el empresario Freddy Pérez, entre otros.

Precisó que para entonces “estábamos una pléyade de jóvenes a quienes nos comprometieron a vivir con una conducta intachable todo el resto de la vida”.

Volver a Cuba

Juan de Dios Ventura Soriano, cuyo nombre de pila lleva Johnny Ventura, le contó a Selman sus éxitos obtenidos en Cuba, donde tuvo cuatro presentaciones, dos en el teatro Heredia y dos en el teatro Carlos Marx, de Santiago de Cuba y La Habana , respectivamente.

“Salir por las calles de Cuba era como salir prácticamente por las calles de la República Dominicana y los cubanos me conocían igualito que en mi país, me esperaban con mucho cariño y así fue”, dijo para precisar que le gustaría volver a actuar en la tierra de José Martí.

En Cuba, Ventura recibió el “Premio Internacional Miguel Matamoros”, en su segunda edición, siendo el galardonado en la primera el año pasado el artista español Danny Rivera y el tercer premiado será el mexicano Armando Manzanero.

El cónsul

Eduardo Selman dijo que “podemos decir que Johnny y yo hemos crecido juntos en la República Dominicana, cada uno en sus aéreas, tal como él ha narrado, pues hace ya 40 años fuimos reconocidos juntos por el prestigioso grupo Jaicey’s”. Definió a Johnny como “una gloria para la República Dominicana”

Subrayó que ello “quiere decir que nosotros hemos crecido como profesionales habiendo surgido de un mismo grupo, pero sobre todo su relación con mi familia, con mi madre en el campo de su arte, tal como él ha contado, lo ha hecho ser parte de la familia, de mi mamá, mis hermanos y mío con un tono más afectivo y de cariño que profesional”.

Su incursión en la política lo llevó hasta la alcaldía de Santo Domingo y desde ahí Johnny demostró sus capacidades, ya no sólo como artista sino también como político y como administrador del ayuntamiento de la Capital, según dijo Selman.

Manifestó que el hecho de que Johnny Ventura lo visitara junto a su esposa, hijos y nietos, lo llevó a declarar el jueves como “Día de Regocijo en el Consulado” y resaltó que se siente muy honrado con la visita porque “he sentido que mi familia también está aquí presente con él”.

Johnny Ventura intervino de nuevo y dijo que entrar a la casa de la familia Selman es como entrar a su propia casa y reiteró su agradecimiento a la madre del cónsul Eduardo Selman por el apoyo  que le daba en los pininos de su carrera artística para poder hacer sus grabaciones. ”No solamente el cónsul Eduardo Selman, sino también su madre Muñeca, Chichí y todos los demás me tratan con el mismo cariño, con el mismo amor, es como si yo fuera parre de ellos, siempre ha sido así”, precisó.

Selman acompañó a Ventura hasta el salón principal del Consulado donde éste fue recibido en medio de la ovación de parte de dominicanos que buscaban servicios consulares tras ser presentado por el funcionario.

El Desfile

El destacado merenguero conocido también como “El Caballo Mayor” estuvo acompañado  -además- por la presidenta del Comité Organizador del Desfile Dominicano de Nueva York, Ángela Fernández y Benny Lorenzo, secretario.

La señora Fernández dijo de su parte que “siento mucho orgullo y estoy muy honrada con esta visita que hacemos al cónsul general de los dominicanos en Nueva York, Eduardo Selman, y poder compartir personalmente con Johnny Ventura, quien representa el arte musical de la dominicanidad, lo que también nos enorgullece”.

Precisó que el desfile pautado para realizarse el domingo 9 de julio, a partir del mediodía a lo largo de la Avenida de las Américas desde la calle 34 hasta la calle 54 en Manhattan, es un patrimonio cultural por lo que el comité organizador admira y ha recibido con beneplácito y satisfacción la disposición que ha tenido Selman “de trabajar con nosotros para que el mismo sea bien concurrido y exitoso y nos sintamos orgullosos”.

Facebook Comments