Jose Bautista la ficha clave en Toronto

images (1)

Parecía ser otro swing poderoso contra una recta en cuenta de 2-0 en la parte interior del plato, el tipo de lanzamiento que José Bautista ha destrozado durante los últimos tres años.

Nadie sabía que se convertiría en el swing que estropeó la temporada de los Azulejos de Toronto de una vez y por todas.

«Tal vez tenía mucha resina de pino, o aguanté el bate por demasiado tiempo», dice Bautista ahora, siete meses después. «Pero sentí un pop, un dolor agudo».

Lo que sintió, resultó ser un desprendimiento parcial del soporte del tendón en la muñeca izquierda. Eso fue el 16 de julio. Pero excepto por cinco apariciones unas semanas después, su temporada ya había terminado.

Y para su equipo, que quemaba la Liga de la Toronja para esta misma época el año pasado, El Final de su bateador más temido era básicamente El Final, punto.

Mira los números: El día que José Bautista se lastimó la muñeca, los Azulejos tenían récord de 45-44 y estaban a seis carreras de distancia del liderato de las mayores en carreras anotadas.

De ese momento en adelante, jugaron para 28-45, anotaron la menor cantidad de carreras en la Liga Americana y empataron en tercer lugar por menos carreras anotadas en las mayores.

¿Crees que fue un incidente relacionado? Si no lo crees, tengo unas propiedades en Manitoba para estafarte.

«Ey, todo gira su alrededor», dice su nuevo manager, John Gibbons, cuyo corazón se agita a una velocidad mucho más cómoda esta primavera ahora que regresó Bautista, con batazos que alcanzan las copas de las palmas reales.

«Esos batazos inmensos en medio de la alineación, los productores de carreras probados — tú no puedes reemplazar a esos tipos».

Bueno, sólo digamos que el hombre que lidera las mayores en jonrones desde el Día Inaugural de 2010  es uno de esos tipos.

ZOOM

Su ausencia
¿Pero perder a un compañero que llevaba ritmo de conectar 50 jonrones? Si eso no está al tope de su lista de situaciones fatales, de seguro está muy cerca. «Pare ser justo con el resto del equipo, él no fue el único que sucumbió», dice el gerente general Alex Anthopoulos.  “Pero es mucho más fácil de reemplazar a tu noveno bate cuando se lesiona. Cuando pierdes tu tercer bate, vas a sentir el impacto de otra manera”.

 

Escrito por: Jayson Stark (ESPN.com)

27 feb/amodom

Facebook Comments