Zoe Saldaña logra el mejor papel de su carrera en The Words.

 

Zoe logra  ahora lo mejor que ha hecho en cine.

Zoe logra ahora lo mejor que ha hecho en cine.

Jose Rafel Sosa

RD.- Se exhibe en Santo Domingo , la película El Ladrón de Palabras, (The Words), una joya del cine cuidada al detalle, una comedia romántica y dramática que nos entrega, además de un guión cuidado al extremo y una soberbia dirección, la mejor actuación de Zoe Saldaña. El ladrón de palabras es una historia de otras dos historias que se hilvanan con maestría.

La película está siendo seguida por quienes la descubren ya que todas las miradas, al momento de comprar boletas, se dirigen a las super producciones o a lo que suene a los premios que se entregan esta noche.

En El Ladrón de Palabras encontramos a una actriz centrada en su papel, entregada a las directrices internas de su personaje, fresca, íntima, sustentadora del sueño de su marido, expresiva en palabras o en silencios. La crítica ha sido elogiosa de este drama romántico.
Zoe ha superado todas sus encomiendas anteriores, desde sus roles de segunda línea en Stark Trek, sus papeles en comedias ligeras y muy holywoodenses como en un Funeral de Muerte o Adivina Quien, sus pasos de mujer vinculada a los tiros y a la acción desenfrenada en pantalla, como en Los Perdedores, Punto de Mira y Colombiana , incluyendo la muy rompedora de récords de taquillas Avatar, en la cual la tecnología, el mercadeo de alto nivel y el maquillaje digital tienen la mayor responsabilidad de cuanto fue aquello.  
Zoe despliega las fuerzas expresivas que sin dudas había limitado por las condiciones de otras producciones. 
El-ladron-de-palabras
Jeremy Irons
Desde luego, la película, que se centra en las debilidades humanas, el afán de trascender y la categorización ética de lo realmente importante en la vida, aporta un concierto de actuaciones, sobre todo las de Jeremy Irons y DennisQuaid.
Irons se lleva todo el reconocimiento por la densidad deliciosa y disfrutable del personaje anciano autor real de la novela que sustrae Rory Jansen (Bradley Cooper), aportando un rol memorable, seductor y sencillamente adorable.
Quaid, más maduro y sin los atractivos de galán y “sex simbol”,  hace lo propio como el gran contador de historia de historias al cual una joven estudiante de literatura (Olivia Wilde)  lo lleva a contar los secretos que no dice en sus conferencias a la intelectualidad universitaria norteamericana. Olivia Wilde es uno de los personajes mejor logrados de la serie de Universal Dr. House.

El Ladrón de Palabras es una película que nadie debería perderse en gran pantalla. La película se encuentra solo en algunos cines. No dejen de verla en gran pantalla. No es igual que reducirla a un monitor o una pantalla  hogañera, por muy LED que sea.

 

27 feb/amodom/

Facebook Comments