La mejor reforma policial

 

J Ttaveras

EL AUTOR es mayor general retirado de la Policía y periodista. Reside en Santo Domingo.

 

 

Es esencial y evidente que para desarrollar cualquier proyecto desde el mismo momento que concebimos la idea, se necesita contar con un presupuesto; de lo contrario se quedaría en una aspiración o simple intención.

Elaborar un proyecto viable ysustentable requiere tiempo, base de datos de diferentes fuentes, estudios comparativos de numerosos expertos, sea cual sea el área científica a considerar. Además de la plantilla y las herramientas requeridas o necesarias acorde a los requerimientos de la conflictividad social.

En el caso de las actuales reformas de de la Policía Nacional, como de las Fuerzas Armadas, las cuales tienen más de 20 años de anunciarse, “la mejor reforma” debe iniciar con un presupuesto adecuado, salarios justos y seguridad social digna para todos; militares y policías.

Pero en lo que llega esa conquista es posible mejorar el trato humano, estricta depuración de cada miembro policial y distribuir equitativamente con transparencia siendo eficientes los recursos existentes. Incluyendo firme regulación de las 8 horas laborables establecidas.

También recordarle que la misión principal de los organismos de seguridad es la prevención y aplicación de la ley en pos de la seguridad ciudadana y la paz social, no de reprimir o recaudar.

Son innumerables mis escritos llamando la atención y proponiendo límites en lo militar y lo policial, así mismo para despolicializar las FFAA y desmilitarizar la Policía. El problema debe ser visto de manera institucional, profesional y sin prejuicios, respetando ambos roles; sobretodo dejando de lado los intereses particulares “de los Jefes” que es por lo general lo que prevalece, en perjuicio de lo institucional y de las instituciones en sí.

Puesmuchos miembros de las FFAA se creen con derechos a dirigir la Policía o las diferentes áreas de ella, sin embargo le preocupa que los policías lo hagan en las FFAA.

Es de rigor citar ejemplos de algunos casos: Politur de acuerdo a la ley orgánica de la PN es una dependencia policial, sin embargo el Ministro de las FFAA actual, quien debió dar un ejemplo de institucionalidad, designó de manera administrativa y en franca violación a la ley a un general de las Fuerzas Armadas; y que independientemente sea preparado o tenga los meritos es ilegal, y ni el mismo Jefe de la Policía está facultado hacer, pues la ley manda que sea un general activo de la policía.

Es claro que se imponen los intereses particulares y se olvida lo institucional; de la misma manera pasa con la policía del metro, del CIUTRAN, en áreas de AMET, en la escolar, la portuaria, la aeroportuaria, en migración y muchas otras que son tareas que entran en los roles y ámbitos de la Policía Nacional.

Por la salud de la institucionalidad y la armonía de todas las instituciones urge el respeto de roles y especialidades de cada institución, pues para cumplir y respetar las leyes orgánicas de cada institución tampoco se necesita dinero tan solo voluntad y disposición.

Recordar e insistirque la seguridad es un asunto de todos por lo que debemos coordinar un debate crítico sin censura para estos temas, así como encuentros académicos que den luz y fin a estas confusiones o conflictos de roles.

Facebook Comments