La mitad de los españoles baja de clase social por culpa de la crisis


La mayoría desciende desciende de la clase media a la media-baja

Estremecedora conclusión del ‘Observatorio de la Cadena SER’

La crisis está provocando un empobrecimiento tal que la mitad de los españoles declara haber descendido de clase social en los últimos años.

Según el ObSERvatorio, que elabora la empresa demoscópica My Word, un 51% declara haber perdido posiciones en la escala social frente a un 42% que dice que no lo ha hecho.

El grueso de los movimientos se produce entre los que descienden de la clase media a la clase media-baja.

Tres de cada diez españoles aseguran haber sufrido este descenso. Un 10% adicional afirma haber pasado de la clase media baja a la clase baja y un 4% asegura que ha dejado de estar en la clase baja y se encuentra en una situación tan delicada que teme incluso caer en la pobreza.

Entre las clases altas y medias-altas también se han producido movimientos pero han sido mucho menores. Un 7% confiesa haber pasado de la clase media-alta a la clase media y apenas un 0,7% dice que ha abandonado la clase alta para pasar a la clase media-alta.

Por cierto, los ciudadanos creen que es difícil subir en la escala social pero también consideran que, una vez arriba, es aún más difícil bajar.

También son más los que opinan que en España los ricos provienen de familias acomodadas o porque tienen las relaciones adecuadas más que los que piensan que la riqueza depende sobre todo del esfuerzo y la ambición de cada uno (43% frente a 23%).

El 37% de los españoles prefiere vivir en un barrio con gente de una clase social parecida a la suya y el 17% afirma que para formar una relación de pareja estable es importante que los dos pertenezcan a una clase social parecida.

En la práctica, al margen de las opiniones, la mitad de los españoles afirman que casi todos sus amigos provienen de una clase social parecida a la suya. Uno de cada cuatro españoles confiesa que al conocer a una persona le resulta fácil reconocer la clase social a la que pertenece.

La crisis ha provocado que la práctica totalidad de los españoles (el 91%) considere que hay mucha o bastante desigualdad en la distribución de la riqueza entre los ciudadanos.

Casi uno de cada dos ciudadanos cree que es mucha la desigualdad. Es revelador que esa percepción de desigualdad también está muy extendida entre la clase alta de la sociedad.

El 90% de los ciudadanos de clase alta considera que en España hay mucha o bastante desigualdad.

Igualmente, ocho de cada diez personas que se declaran de derechas afirman que hay mucha o bastante desigualdad. Entre los que se declaran de izquierdas, el porcentaje aumenta hasta el 96%.

El 81% de los españoles cree además que se produce mucha o bastante desigualdad en cómo se distribuye la riqueza entre territorios. Esta percepción es similar en distintas comunidades.

Tanto en Andalucía y Cataluña como en Madrid el porcentaje de ciudadanos que percibe desigualdades territoriales en la distribución de la renta alcanza el 83%.

El ObSERvatorio también ha preguntado por los conflictos o diferencias que hay en España entre distintos grupos sociales. Y el conflicto de clase es el más relevante, por encima del de género, del generacional y también del que se produce entre inmigrantes y españoles.

Estos son los datos: el 80% de los ciudadanos cree que las diferencias entre las clases altas y las clases bajas son grandes o muy grandes. El 70% opina que las diferencias entre inmigrantes y españoles son grandes o muy grandes.

Un 50% piensa que las diferencias entre jóvenes y adultos son grandes o muy grandes… y un 40% cree que las diferencias entre hombres y mujeres son grandes o muy grandes.

5 nov/amodom/periodistadigital.com

Facebook Comments