La mitad de los pobres del mundo viven en China, India y Brasil

hambre

Un total de 1.300 millones de personas viven en el mundo con menos de 1,25 dólares al día.

 

La lucha contra la pobreza extrema se centra en los países emergentes de China, India y Brasil, donde viven más del 50 por ciento del total de afectados, según pone de manifiesto el Informe mensual de ‘La Caixa’, elaborado por trabajadores del Área de Estudios y Análisis Económico de la compañía.

Según los datos del Banco Mundial que se incluyen en este estudio, un total de 1.300 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día, unas cifras «alarmantes«, sólo parcialmente matizadas por la tendencia decreciente, a pesar de la crisis, que presentan los países desarrollados.

«Desde principios de los años ochenta, 600 millones de personas han conseguido escapar de la pobreza, lo que ha reducido el porcentaje de población mundial que viven en condiciones extremas del 42 al 19 por ciento», según añaden estos expertos, que achacan este avance a la evolución de los principales países emergentes: China, India y Brasil, donde, sin embargo, todavía se concentra más del 50 por ciento de la población en situación de pobreza extrema.

El informe insiste en que la receta para hacer frente a la pobreza extrema requiere de un crecimiento económico sostenido en tasas elevadas y de programas de redistribución dirigidos a la población más vulnerable.

Así, el sudeste asiático, con China a la cabeza, ha reducido extraordinariamente su ratio de pobreza del 80 al 14 por ciento.

Preocupa la «desigualdad» de ingresos

En este sentido, lamenta que el «extraordinario progreso en términos de pobreza extrema» se haya visto, en cierto modo, «empañado» por un aumento de la desigualdad en ingresos, en especial, en India y China.

«Ello constituye un empeoramiento relativo de los más pobres respecto al resto e incide en la posición relativa dentro de la sociedad».

En contraste, África subsahariana no ha logrado bajarla del 50 por ciento. De esta forma, en la actualidad, el sur de Asia y África subsahariana son los que salen peor parados, con 571 y 386 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza respectivamente.

Por su parte, el sudeste asiático, con 284 millones de personas en esta situación de vulnerabilidad se sitúa en el tercer puesto, seguido de América.

Los países desarrollados se libran de la pobreza extrema

La otra cara de la moneda la presentan los países desarrollados. En estos, -según recoge el Informe- «la pobreza extrema es prácticamente inexistente», pero añade que «la crisis económica hace que cada vez sean más las personas que no disponen de los recursos suficientes para vivir de acuerdo a los estándares de vida del conjunto de la población».

En concreto, explica que tanto en Estados Unidos como en Europa, «la crisis ha tensionado la pobreza» pero añade que, en ambos casos, «existen factores idiosincráticos que han modulado el impacto, evitando una translación directa entre el retroceso económico y el aumento de la pobreza».

1abr/amodom/periodistadigital.com

Facebook Comments