La nueva legislación española sobre microfinanzas permitirá a las ONG otorgar créditos de reducida cuantía

Se dirigirán a personas en riesgo de exclusión social y al impulso de pequeños negocios

Las ONG podrán conceder microcréditos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de personas en situación de exclusión y para impulsar la creación de empresas de reducido tamaño. Así se desprende de los primeros esbozos de la propuesta sobre legislación española de microfinanzas, que se espera esté lista para comienzos del año 2012.

Según los últimos datos que se han dado a conocer, el montante máximo de estos préstamos alcanzaría los 20.000 cuando se trate de impulsar la creación de pequeños negocios, mientras que se limitarán a los 5.000 euros en el caso de que estén dirigidos a personas en riesgo de exclusión social. Estas cifras son similares a las establecidas en algunos países europeos que ya cuentan con normativa propia sobre la materia.

Respecto a los destinatarios, podrán acceder a financiación para el autoempleo los españoles o extranjeros residentes que acrediten un nivel de ingresos inferior al doble del salario mínimo interprofesional. En el caso de personas en situación de exclusión, el límite máximo de ingresos se situará en los 500 euros.

Tal y como ha explicado Jaime Durán, coordinador del grupo de legislación microfinanciera española, el planteamiento español se inspirará en la legislación francesa sobre la materia. En su elaboración participan un centenar de instituciones entre cajas de ahorro, ayuntamientos, ONG, asociaciones de inmigrantes, universidades, consultores e instituciones públicas. Además, también cuenta con la participación del Fondo Social Europeo, que velará por la adecuación de la nueva normativa a las directrices europeas existentes.

Durán, que ha destacado el papel desarrollado hasta el momento por la obra social de las cajas de ahorro, afirma que el desarrollo de la nueva legislación supondrá una importante evolución. Considera que la aparición de nuevas instituciones ampliará el alcance social de las microfinanzas y contribuirá al desarrollo del espíritu emprendedor en nuestro país.

Facebook Comments