La salida de Reinaldo: un nuevo capítulo

La salida de Reinaldo: un nuevo capítulo

 

Julio-Martínez-Pozo Por JULIO MARTINEZ POZO

La salida de Reinaldo Pared como aspirante presidencial del Partido de la Liberación Dominicana, abre un nuevo capítulo en la historia de ese partido y en la del país.

Antecedida por los anuncios de las aspiraciones de Juan Temístocles Montás y de Francisco Javier García,  enfatiza un mensaje: el concepto de partido de líderes que enarboló Juan Bosch y el de la escuela de presidentes que expuso Leonel Fernández, han prendido en el seno del PLD.

Algo en común tienen los tres: nunca habían formalizado una aspiración presidencial en el PLD, pese a los méritos acumulados por sus largas militancias y desempeño de roles estelares en el partido y en el Estado.

Reinaldo no sólo ha venido al ruedo con preparación, trayectoria partidaria y experiencia de Estado, sino que lo ha hecho con el respaldo que jamás haya presentado aspirante de primer intento ni en el PLD ni en ningún otro partido.

Cuando se presentó ante los medios de comunicación del país para anunciar que buscaría la candidatura presidencial de su partido, suscribían y respaldaban esa determinación 14 senadores, decenas de diputados, medio centenar de alcaldes, alcaldesas y directores de juntas municipales, decenas de regidores, 40 generales retirados, más de doscientos miembros del Comité Central del PLD, y varios miembros del Comité Político, dos de las cuales Miriam Cabral y Cristiana Lizardo, pronunciaron discursos en el acto.

Para evitar confusiones, con excepción de la prensa no hubo invitados de cortesía, allí solo fueron personas comprometidas, y por intuición natural se olfateaba que eran todos los que estaban, pero que no estaban todos los que eran, que gente que participa de esa causa se reservó para otras demostraciones.

El mismo PLD que ha añadido a la historia del país dos presidentes forjados en el fragor de esa organización puede seguir aportando a la renovación del liderazgo político de la nación, el mismo PLD que ha mostrado que tiene estadistas que con distintos libritos pueden responder a los requerimientos de la sociedad dominicana, se muestra dispuesto  a reinventarse demostrando que en la sociedad dominicana no hay necesidad de aventuras, que lo que quiera el país, que lo que reclaman los nuevos votantes, lo que aspiran quienes no visualizan su suerte fuera del territorio dominicano, puede proporcionarlo ese partido

El PLD sabe que de sus dos principales líderes, el que en la actualidad goza de la popularidad y el prestigio para conquistar a los votantes no comprometidos con esa organización, Danilo Medina, está impedido constitucionalmente de buscar una repostulación  inmediata, y que la figura que más presencia y éxitos ha tenido en el mercado electoral dominicano, Leonel Fernández, después de haber agotado tres periodos presidenciales,  no tiene la necesidad de exponerse por uno más, que poco le añade a la consagración de su liderazgo, lo que hace la coyuntura propicia para un candidato que pueda encarnar la unidad de la maquinaria con el endoso de los liderazgos mayores.

La búsqueda de una candidatura presidencial es titánica e incansable, transforma por varios años la vida del principal motor de su propia maquinaria que es el candidato, Reinaldo lo sabe y tiene una ventaja: todas las posiciones en las que ha estado ha tenido que ganarlas en procesos competitivos.

Desde la secretaria general del PLD, Reinaldo Pared ha batallado sin tregua por los triunfos de su partido, y desde la presidencia del Senado ha contribuido con el éxito de los gobiernos peledeístas.

Facebook Comments