La única encuesta valida

Escrito por: JOSÉ LOIS MALKUN

A finales del 2004, mucha gente que me conocía de vista, que traté como funcionario público, cuyos ahorros fueron protegidos y algunos viejos amigos, me miraban con recelo y hasta evitaban saludarme en público. Era
como si tuviera lepra y no querían contagiarse. Todo porque durante mi gestión como gobernador del Banco Central, me tocó limpiar toda la mierda acumulada durante décadas en gran parte del sistema financiero dominicano.
Esta percepción fue alimentada por el Gobierno del PLD, que nos culpaba de la crisis y se confabulaba abiertamente con los dioses del Olimpo que causaron esa debacle.

Nunca busqué ese cargo, aunque le agradezco el presidente Mejía su confianza para enfrentar un problema que ya había explotado, pero que nadie quería cargar con el muerto. No pasaron 5 días después de mi juramentación, cuando todo se vino abajo. ¿El único responsable? Lois Malkun, aunque jamás tomé
una decisión que no fuera aprobada por la autoridad monetaria, ni jamás descargué culpa en ninguna de las gestiones que me precedieron, muchas de las cuales han tenido su historia borrascosa, que quedaron enterradas en el olvido. Ocho años después de esa crisis sigo luchando en los tribunales.

Pero en fin, la calle te señala, te condena o te reencarna. Dicen que piensan de ti. Me tocó enfrentar el problema y eso fue lo que vio en aquel momento la gente de la calle. Contra eso es imposible luchar. En esas circunstancias, el tiempo es tu único aliado y gracias a Dios, hoy me falta tiempo para saludar a esa misma gente que antes evitaba mirarme a la cara.

No se engaña para siempre a gente de la calle. Esta va abriendo los ojos, comprendiendo y ajustando su percepción. Todo es cuestión de tiempo.

En las elecciones de 2008, en el entorno de Miguel Vargas se notaba la impaciencia y el pesimismo en la medida en que el Gobierno derrochaba miles de millones en promover a Leonel Fernández. Las encuestas más creíbles daban una idea del problema. Pero donde comprobé la realidad fue con la gente de la calle. “Malkun, Leonel no pierde” y así sucedía en cada encuentro con la gente.

Hoy pasa exactamente lo mismo. La calle dijo que ya basta del PLD y no hay poder en la tierra que lo cambie. Muchísima gente que votó por Leonel en el pasado, se muestra hastiada de este Gobierno, algunos indignados y otros dispuestos a todo para que esto termine.

Facebook Comments