Las mentiras de Claudio Caamaño contra Juan Bosh

Las mentiras de Claudio Caamaño contra Juan Bosh

Porfirio-Suero*Porfirio Suero

Ex miembro de la Seguridad personal del profesor Juan Bosch y Secretario de Relaciones Internacionales del PLD de la Seccional de Madrid, España.

 

 

El ex guerrillero Claudio Caamaño acusó la semana pasada al ex presidente Juan Bosch, de haber traicionado al coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó. Vamos a demostrar que Bosch, nada tuvo que ver con el movimiento guerrillero organizado por Caamaño desde Cuba.
Después de la Revolución constitucionalista del 1965, el ex presidente Francisco Alberto Caamaño de Deñó, fue enviado en 1966 como agregado militar a la Embajada dominicana con Sede en Londres. Y a mediados de noviembre del 1967, se difundió la noticia de que Caamaño había desaparecido de los lugares que acostumbraba a frecuentar en Europa. Fueron muchos los que supusieron desde el principio que Cuba sería su destino final. Y no estaban muy lejos de la verdad, dado el permanente hostigamiento a que Caamaño era sometido en Europa por parte de los servicios de inteligencia de Estados Unidos.
Lo de Caamaño en Cuba bajo los auspicios del gobierno cubano fue mantenido en el absoluto secreto desde su llegada el primero de Noviembre de 1967. En principio se había programado como una corta visita, luego de la cual retornaría a Cuba.
Ya en Cuba, a mediados de Marzo de 1968, Caamaño escribió a Bosch externándoles su preocupación ante el criterio íntimamente por el dirigente Perredeísta de que él, Caamaño, no había cumplido con los acuerdos que tomaron entre sí antes de la desaparición de la vida pública.
Caamaño pensaba, que dar a conocer a Bosch el hecho de que dirigía una operación clandestina desde Cuba reforzaría los deseos de unidad con el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), era porque no conocía a Juan Bosch.
En el momento de leer esa carta, Don Juan se dió cuenta que los riesgos que Caamaño estaba dispuestos a asumir no coincidían con los suyos, y que el proyecto de liberación por la vía armada de Caamaño iba en serio, ya que estaba dispuesto a riesgarlo todo por lograr sus objetivos.
A principio de 1967, oficiales cubanos de seguridad buscaban establecer contacto directo con Francisco Alberto Caamaño Deñó. Los primeros acercamientos entre los oficiales cubanos y Caamaño fueron facilitados por uno de los dirigentes del 14 de Junio que, en esos tiempos tenía buenas relaciones con La Revolución Cubana. Los cubanos ponían todo su empeño en canalizar una invitación del comandante Fidel Castro para que el líder constitucionalista visitara su país y apreciara los logros del régimen revolucionario. Además, Fidel estaba sumamente interesado en sostener un intercambio personal con el héroe dominicano, trataría así de conocer de primera mano los detalles de la crisis dominicana de 1965 y la lucha del pueblo dominicano contra la invasión militar estadounidense.
De la misma manera, Fidel aprovecharía para expresarle al líder constitucionalista dominicano la lucha del pueblo cubano desde que el ejército rebelde derrocara la dictadura de Fulgencio Batista el 1 de Enero de 1959. Caamaño decidió entonces quedarse en Cuba donde entrenaría y formaría un núcleo estratégico que le permitiría combatir al gobierno de Joaquín Balaguer, régimen que dejara como herencia la invasión estadounidense en 1965.
El proyecto militar de Caamaño era mantenido en el más absoluto secreto. En lo adelante todos los contactos con el líder constitucionalista tendría que hacerse a través de los oficiales del Ministerio del Interior cubano a cargo de ese caso. Fue a través de ese organismo como pudo arreglarse el encuentro de los Palmeros y Caamaño, que tendría lugar en una residencia de Miramar en Cuba. Esta reunión se celebró en 20 de diciembre de 1967, menos de dos meses después de la llegada de Caamaño a Cuba. Para convertirse en “Román”, el líder guerrillero.
En esa reunión quedó constituido el núcleo guerrillero por nueve personas que fueron: Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Nelson Galán, Eberto Lalane José y Francisco Alberto Caamaño Deñó. Para los fines que estaban reunidos, serían conocidos en lo adelante como Gerardo, Joaquín, Juan, Eugenio y Román. Además entre los que se encontraban en ese lugar eran: Ulises Polanco (La Chuta), Bienvenido Leal Prandy y un miembro del 14 de Junio. A partir de aquel momento la jefatura máxima la ejercería Caamaño con el nombre de “Román”, otras responsabilidades fueron otorgadas a Amaury Germán y a Eberto Lalane, quienes los seguirían en la línea de mando. Amaury Germán presidiría la organización en República Dominicana y Eberto Lalane sería en segundo en mando de Francisco Alberto Caamaño en Cuba. Lalane sería la correa transmisora para las actividades que no fueran secretas y el vínculo con los Palmeros cuando volvieron a la República Dominicana.
Señor Claudio Caamaño Grullón, Juan Bosch no apoyó al líder constitucionalista porque este violó los acuerdos contraídos con don Juan, que consistía en que Caamaño saliera de Europa de forma clandestina en 1967 y que después de un tiempo prudente regresara a Europa.
Claudio, el coronel Caamaño Deñó envió al joven Humberto Lalane a Europa en 1968 para que este se reuniera con Juan Bosch, Don Juan no lo recibió porque sabía que el líder constitucionalista había organizado un movimiento guerrillero el 20 de diciembre de 1967 en La Habana, Cuba. Juan Bosch no estaba de acuerdo con este nuevo proyecto del líder constitucionalista del pueblo dominicano.
Señor Claudio ¿Por qué Usted esperó 41 años después del desembarco guerrillero de 1973 para decir que Juan Bosch había traicionado a Caamaño sin aportar ninguna prueba de esta infame acusación?
Juan Bosch ha sido el líder político más honesto que ha tenido República Dominicana después de Juan Pablo Duarte. Como dijo el presidente Danilo Medina, Juan Bosch: Es aire, Agua y Tierra de la Patria.
Claudio ¿Qué beneficio busca usted para querer enlodar al político más noble y puro que ha tenido República Dominicana después de Juan Pablo Duarte?, Señor Claudio ¿Por qué usted no hizo esa acusación contra Juan Bosch cuando don Juan estaba vivo para que este pudiese contestarle?
Solo los cobardes calumnian a los hombres cuando han fallecidos.

 

Facebook Comments