Las penurias sanitarias del pobre en RD; un negocio lucrativo.

 misael-perez-montero15

Misael Pérez Montero

Santo Domingo; Rep. Dom._ Entre imposiciones, bullicios, chácharas y pedidos ilógicos por parte del Colegio Médico Dominicano (CMD), permítanme felicitar a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MISPAS) por mantener una posición coherente y beneficiosa a favor de los más desprotegidos en relación al teatro huelguista protagonizado por su presidente; Waldo Ariel Suero y sus socios capitalistas de la salud; así como también a todos aquellos médicos que hacen honor al juramento “Hipocrático”.

 Señores, no quise ser descortés ni mucho menos grosero con este gremio tan importante en nuestro país como es el médico, pero al visitar la semana pasada la región más empobrecida de la media isla “El llamado Sur profundo” y ver que todos los hospitales públicos estaban paralizados y sus habitantes desorientados y pasando penurias en términos de salud, llegue a la conclusión de que el Colegio Medico Dominicano (CMD) en estos preciso momento y bajo la dirección de su presidente no merecen el respeto que durante toda una vida creí eran meritorios.

 ¿Y porque digo estos? Simplemente al parecer a Waldo Ariel Suero y sus socios mercaderes de la salud se les olvida que las consecuencias de su intransigencia y rebeldía realmente quienes la pagan son aquellos hijos de nadie cuando van en busca de salud en los hospitales públicos.

 Ahora bien; la actitud del presidente del Colegio Medico Dominicano (CMD)sustenta suspicacia debido a que es un empresario de la salud; y digo esto porque es de conocimiento popular que este señor es el mayor accionista u propietario de la clínica Altagracia, ubicada en la av. Sabana Larga; de la zona oriental de esta capital y de ser así las huelgas en los hospitales dejarían pingues beneficios al sector salud privado.

 Pero donde Waldo Ariel Suero peca de ingenuo es creer que la clase pobre Dominicana es tan ingenua, sin embargo es todo lo contrario;  que no se percata de que estos llamados a huelga no afectan en nada al empresariado y mucho menos a los altos funcionarios del Estado dominicano debido a que por sus condiciones económicas que poseen tienen resueltos y garantizados su problema de salud y las de sus familiares. Ahora bien, indudablemente los que si tienen grandes problemas en términos sanitarios; son aquellos donde las huelgas han prosperado, como la efectuada en el Sur profundo; La Región norte a partir del jueves y todo el país.

 Por tanto, recalco; las autoridades competente como: Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MISPAS) y las demás instituciones del estado vinculadas al mejoramiento en las condiciones de salud del más necesitado; no deben permitir que el colegio médico dominicano, a través de su incúmbete Waldo Ariel Suero, ponga como condición en el dialogo que no se hable del horario que deben cumplir los médicos; ya que si estas autoridades permitiesen tales pretensiones estarían violentado el Código Laboral Dominicano que establece, tanto para el sector público como para el privado; de seis a ocho hora laborables para todos los empleados, sin que haya una clausula que excluya a los médico.

 La actitud del  Colegio Medico Dominicano (CMD),  al intentar evadir el tema de los horarios de los medico; no solo violenta el Código Laboral Dominicano, sino que hasta el propio suyo “Ley Sanitaria dominicana” que establece y con ello obliga a los médicos a trabajar por un tiempo diario no inferior a seis u ocho horas. Pero estos como están acostumbrado a trabajar solo cuatro, tres, dos; una hora y hasta ninguna en algunos casos. Así que no confundan costumbre de adjudicarse sus propios horarios con Leyes establecidas.

 Ahora bien; indudablemente Waldo Ariel Suero necesita volver a leer “El Juramento Hipocrático es un juramento público que hacen las personas que se gradúan en medicina. Se hace ante los otros médicos, doctores y ante la comunidad. Su contenido es de carácter ético, para orientar la práctica de su oficio. Es también el juramento que se basa a partir de la responsabilidad del ser humano y conciencia de ella” y ponerlo en práctica.

 También le vendría bien que se tome una tasa de humildad y se haría un gordo favor si imitase al presidente de la República Dominicana, Danilo Medina; que trabaja más de diez horas diaria; incluyendo los días feriados. Y olvídese de que los médicos están por encima de la Ley; del jefe del estado y quienes pagamos los impuestos (El Pueblo) para que usted y los demás médicos puedan llevarle el pan a su familia cada mes.

Facebook Comments