Lecturas de una protesta en vecindario dominicano NY

Lecturas de una protesta en vecindario dominicano NY

 
Por Ramón Mercedes
 
Nueva York.- La protesta efectuada este domingo por diversas organizaciones políticas y comunitarias criollas en el mismo corazón del vecindario dominicano de Washington Heights, en el Alto Manhattan, contra el “No Ha Lugar” otorgado por el juez de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Moscoso Segarra, a favor del senador Félix Bautista, provocó que el 90% de los transeúntes y choferes que transitan (miles) a diario por la avenida Saint Nicholas y la calle 181 la apoyaran, algunos con su presencia, otros haciendo gestos, tocando bocina, vociferando o silbando.
 
Ese mismo apoyo fue extensivo para condenar también el “No Ha Lugar” dictado por el juez de la Instrucción de la Provincia Santo Domingo, Víctor Mejía Lebrón, a favor del alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Rodríguez Grullón, sometido por un desfalco de más de 400 millones de pesos en la Alcaldía de ese pueblo.
 
Convocada para las 2:00 de la tarde, y luego para las 5:00, bajo el lema “Vamos a seguir reclamando cárcel para los corruptos y recuperación de lo robado», este reportero se apersonó a las 1:30 p.m. para ser testigo de primera línea de lo que ocurriera, pero los primeros participantes comenzaron a llegar a las 4:05, portando pancartas, banderas, afiches y letreros condenando el fallo judicial. Muchos de ellos decían “la corrupción es la plaga del siglo, acabemos con ella”; “sin justicia no habrá paz”; “no a la corrupción e impunidad en la República Dominicana”, entre otros.  
 
Muchas de las personas al pasar frente a la actividad, cargados con fundas en manos, o con un niño agarrado de manos o montado en su cochecito, en la parada esperando los autobuses 3, 11, 35, 36, o al dirigirse de compras a las tiendas cercanas, se detenían momentáneamente y lanzaban todo tipo de epítetos contra Leonel Fernández, Félix Bautista, Víctor Díaz Rúa, Salvador –Chío- Jiménez; Luis Manuel Bonetti y Diandino Peña.
 
Pero lo que más vociferaban era “Leonel… ladrón, ladrón, ladrón”, y “Félix el gato, pa´ Najayo”, “Los ladrones pa´ Najayo”.
 
Alianza País, Patria Para Todos, Fuerza de la Revolución, Movimiento Popular Dominicano, Corriente Febrerista, Alianza por la Democracia y el Partido Revolucionario Moderno (PRM), fueron las entidades protagonistas del evento, y sus más de 100 participantes manifestaban hasta del mal que van a morir Leonel Fernández, Félix Bautista, Moscoso Segarra, la Justicia y de paso el mismo Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
 
Algunos de los dominicanos participantes o que cruzaban frente a la protesta expresaron su parecer, entre ellos el periodista José A. Sierra, quien afirmó “la sentencia que absuelve a Bautista es una monstruosidad que coloca al estado de rodillas frente a la corrupción”. Nancy Tavarez dijo, “no esperábamos otra cosa, Leonel está blindado con la justicia, para los pobres hay justicia y para ellos no”; Ramón Peniche indicó, “no se esperaba otra cosa, Leonel narigonea los jueces a favor de sus intereses”.
 
Asimismo, Alejandro Rodríguez (Tontón), dirigente del PRM, sostuvo que “es la culminación de la degradación de la sociedad dominicana; lo que ha pasado con la sociedad en su conjunto es un golpe mortal con esta sentencia que no tiene ninguna justificación”, y para Valentín Silverio “por burla e injusticia como esas es que se forman las pobladas y la desobediencia civil”.
 
Sectores representativos de la nación caribeña han condenado el fallo del juez Moscoso Segarra. Mientras que el Procurador General de la RD, doctor Francisco Domínguez Brito, afirmó que apelará la sentencia y la calificó como un  “triunfo para la impunidad”.“El sistema de justicia dominicano se ha convertido en el escudo ideal para todo tipo de delincuencia y corrupción administrativa, por no tener la valentía y la responsabilidad de establecer un régimen de consecuencia que ponga freno a los desmedidos actos de corrupción”.
 
Asimismo, añadió que “la justicia no ha actuado acorde a lo que establecen la Constitución y las leyes, y mucho menos aún, no ha jugado el rol de representar la defensa de los derechos de la población. Se ha quebrantado aún más el Estado de Derecho en la RD, creando un ambiente propicio para que desde el más pequeño de los servidores públicos hasta el funcionario de mayor jerarquía, se robe el dinero del pueblo dominicano».
Facebook Comments