Lentitud extrema en la oficina de extranjeros de Barcelona

www.legalcity.es

De nada le ha servido a B.V.V., un ciudadano boliviano residente en Barcelona, de que la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social reconociera que llevara más de un año trabajando de forma irregular para
una empresa. La Oficina de Extranjeros de Barcelona desde noviembre del año pasado aún no ha resuelto su solicitud de Arraigo Laboral alegando que están ?pendientes de la obtención de la resolución administrativa
confirmatoria del Acta de infracción de la Inspección de Trabajo?; aún habiéndola aportado el interesado a su expediente.

Ya se sabe que la Administración española es lenta. Pero si se trata de la Oficina de Extranjeros de Barcelona, las tramitaciones no son lentas sino lentísimas. Para la tramitación de un expediente de Arraigo Laboral (Art. 45. 2 a del RD 2393/2004, lo que hoy es el artículo 124.1 del RD557/2011)
el interesado, desde que solicita la cita hasta que pudiera tener resuelto su expediente, podría tardar un año e incluso más; sin que esa resolución le ofrezca garantía alguna de que su expediente sea favorable.

No olvidemos que el Reglamento establece que se puede conceder una autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales a aquellos ciudadanos extranjeros que se hallen en España y hayan tenido
relaciones laborales durante un mínimo de seis meses, siempre y cuando esta relación laboral se acredite mediante una Resolución judicial o el acta de conciliación en vía judicial que la reconozca, o a través de una Resolución administrativa confirmatoria del acta de infracción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

El caso de B.V.V. no es un hecho aislado, a juzgar por otros casos en los que ha intervenido Legalcity. G.A.B, un cliente paraguayo de Legalcity tardó 364 largos días para obtener respuesta de la Administración.

Hasta principios del año 2010 la Oficina de Extranjeros de Barcelona admitía como prueba para el Arraigo Laboral el acta de conciliación ante el SEMAC (Sección de Mediación, Arbitraje y Conciliación). Normalmente al SEMAC se acude cuando existe algún conflicto entre el trabajador y el empresario. Es un paso previo obligatorio que deben dar las partes para alcanzar una solución al conflicto de forma amistosa, antes de ir a juicio.

Sin embargo, la normativa cambió y decidieron que en lo adelante este tipo de conciliaciones no tendrían validez alguna para la tramitación de un Arraigo Laboral. ?Criterio? muy discutible si se tiene en cuenta que en el procedimiento laboral no se puede ir directamente a juicio porque es obligatorio antes el procedimiento de intento de conciliación.

G.A.B concilió pero con la mala suerte de aquella conciliación no le sirvió de nada y decidió interponer denuncia ante la Inspección de Trabajo.

Se intuye que las demoras en el Arraigo Laboral son consecuencia de las consultas que debe hacer la Oficina de Extranjero a la Inspección de Trabajo para verificar la autenticidad o no del Acta de Infracción pero?
una vez más es el más débil (el trabajador extranjero) quien sufre las consecuencias de la Administración y sus ?informes?, ?consultas?, ?gestiones??
Legalcity lamenta que este tipo de dilaciones se conviertan en una expresión más de la falta de celeridad a la que están sometidos miles de trabajadores inmigrantes en situación irregular en España y aspiramos a
que la Administración actúe con mayor rapidez. Rapidez que se interprete de una manera extensiva, que esté lejos de restringir los derechos de todas aquellas personas que escogen España como país de residencia, para de esta manera consolidar aún más la posición de nuestro país a nivel mundial como estado de derecho de referencia, dentro y fuera de la comunidad europea.

Facebook Comments