Loma Miranda, una jugada populista de los congresistas

Loma Miranda, una jugada populista de los congresistas

descarga

Por TONY PICHARDO

El presidente Danilo Medina observó y devolvió al Senado de la República la ley sobre Loma Miranda parque Nacional. La ley fue remitida a esa cámara junto a una carta donde el primer mandatario de la Nación explica sus puntos de vista sobre dicha iniciativa, así como lo establece el art. 102 de nuestra carta sustantiva.

En la misiva el mandatario plantea que tiene serias dudas de que la ley aprobada sea compatible con la Constitución de la República, que por el desconocimiento que conllevaría de compromisos internacionales asumidos por el Estado en materia de protección de inversión y por el efecto adverso para el desarrollo del país que implica que una ley establezca un parque nacional que anula la posibilidad futura de aprovechar sus recursos naturales, se vio en la necesidad de devolverla.

De manera magistral el Presidente responde a un desatino de los Legisladores, los cuales en el ánimo de presentarse como los buenos de la película ante un pueblo que mediante una profusa campaña mediática lo habían convencido de que la explotación de Loma Miranda sería una catástrofe para generalidad de los pueblos que circundan la zona y para todo el país.
Tomando en cuenta esto último, nuestros congresistas, de una manera apresurada e irracional aprobaron en dos lecturas consecutivas y liberándolo de todo trámite el proyecto de ley de Miranda, una muestra fehaciente de que lo que primó fue el querer presentarse ante el pueblo como políticos comprometidos con las mejores causas del país, dejando le la responsabilidad de la promulgación al Presidente Danilo Medina.
La irresponsabilidad fue tan grande que nunca se valoró que la aprobación de ese proyecto violaría la Constitución del 2010 en varios de sus artículos, algo imperdonables en legisladores que se supone son experimentados. Como pueden desconocer nuestros congresistas que el Art, 17 de la Constitución ordena que los recursos naturales no renovables del país deben ser aprovechados y que en el congreso descansa hace cierto tiempo el proyecto de ley sobre el Plan de Ordenamiento Territorial, que debe ser el garante del uso eficiente y sostenible de los recursos naturales del país, como lo establece el Art. 194.
Además deben saber los Senadores y Diputados que al declarar Parque Nacional a Loma Miranda se afecta el Derecho de propiedad de decenas de ciudadanos que tienen inmuebles en esa zona, violando con esto el Art. 51 de la Constitución.

Declarar Miranda Parque Nacional conlleva una indemnización de alrededor de 4 mil millones de Dólares que tendría que pagarlo de sus bolsillos el pueblo dominicano. No puede ser que nuestros representantes ante el Poder Legislativo ignoren que el Art. 237 de la Constitución establece que no tendrá efecto ni validez la ley que ordene, autorice o contenga una obligación económica a cargo del Estado, si esa ley no identifica las fuentes de donde saldrán esos recursos.
Como podemos observar, se hace difícil creer que todo ese accionar de nuestras Cámaras Legislativas se realice por desconocimiento de la ley y de la Constitución, sabiendo de antemano que en el Congreso existen juristas que pudieron advertir el error que estaban cometiendo.
La única verdad es que la declaración de Loma Miranda Parque Nacional fue una jugada descabellada e irresponsable de congresistas que nos han demostrado una vez más que anteponen sus intereses particulares a los intereses generales de la Nación y que son capaces de hacer lo que sea para conseguir el voto de sus electores, no importa el costo que represente para el país.

Facebook Comments