Los consulados no pueden reevaluar los expedientes ya aprobados por la Administración

Los consulados de España no deben volver a valorar los expedientes de la Administración que autorizan la residencia en España y, en base a esta nueva evaluación, negarse a emitir el correspondiente visado. Así lo ha señala una sentencia del Tribunal Supremo que aclara que solo se podrá rechazar el visado si no se aporta la documentación necesaria, si ésta es falsa o si usrgen nuevas circunstancias que lo justifiquen objetivamente.

El fallo estima que el consulado en la ciudad marroquí de Casablanca excedió sus competencias al denegar en 2006 un visado de reagrupación familiar al padre de un inmigrante que ya contaba con la autorización correspondiente de la Subdelegación del Gobierno, organismo que ya había comprobado que cumplía con todos los requisitos para que su progenitor residiera con él en España.

El cónsul estimó que, como el padre tenía más hijos en Marruecos, éstos le podían estar ayudando en su manutención, concluyendo que no quedaba demostrada su dependencia exclusiva del hijo residente en España. Y así lo evaluó pese a que este aspecto ya había sido estudiado por la Administración.

El afectado presentó un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que en 2009 confirmó la resolución consular al considerarla ajustada a derecho, pero volvió a recurrir ante el Supremo, que consideró que la sede consular había infringido los artículos 42 y 43 del Reglamento de Extranjería vigente por entonces.

La sentencia indica que la resolución de la Subdelegación de Gobierno que autoriza la residencia temporal del padre es válida por sí misma y que el visado que concede el consulado es solo un requisito para que dicha resolución se cumpla y se lleve a cabo. Sin embargo, constata que pueden producirse confusiones en cuanto a las competencias porque la documentación que se exige para la concesión del visado coincide en muchas ocasiones con la presentada para solicitar la autorización.

Por ello, el Supremo señala tres supuestos en los que el consulado pueda denegar el visado cuando la autorización de residencia por reagrupación ya ha sido aprobada por la Administración en los siguientes casos:

• Si el reagrupado no aporta (o no lo hace en debida forma) junto con su solicitud de visado la documentación propia para la expedición del visado.

• Si una vez aportados los documentos originales se comprueba que no son ciertos o que se han falseado.

• Si durante la tramitación del visado surgen nuevas circunstancias que justifiquen la denegación del visado pretendido.

El fallo recalca que si la documentación original coincide con las copias aportadas durante el expediente y no se da ninguno de los casos anteriores, no se puede ‘aprovechar el trámite de solicitud del visado para reexaminar y reconsiderar lo mismo que ya se ha examinado y acordado mediante resolución administrativa firme, y así cambiar el criterio sentado en esa primera resolución autorizatoria de la reagrupación’.

www.redinmigrante.es

Facebook Comments