Los ecuatorianos en España piden a Reino Unido y Suecia respeto a la soberanía de los países en desarrollo

 

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

La asociación de inmigrantes ecuatorianos Rumiñahui pidió este jueves a Reino Unido y Suecia que respeten la soberanía de los países en desarrollo y sus decisiones “libres y democráticas de conceder asilo político a Julian Assange y no se viole el espacio de la embajada de Ecuador para arrestarle”.

El portavoz de Rumiñahui, Vladimir Paspuel, en declaraciones a Servimedia, expresó este jueves su rechazo ante lo que considera una clara violación de los derechos internacionales.

“Ecuador, libre y democráticamente, ha decidido conceder asilo político a Assange, e Inglaterra está extralimitándose haciendo unas declaraciones casi de guerra. A nosotros esta situación nos preocupa enormemente, especialmente la mentalidad de algunos políticos de países desarrollados con respecto a países que están en vías de desarrollo, todavía con actitudes colonialistas y prepotentes”, señaló Paspuel.

Asimismo, añadió que “no se puede menospreciar y violar una decisión libre de un país para concederle asilo político a una persona”.

Con respecto a la reunión que mantendrán los presidentes de los estados que forman la Organización de los Estados Americanos (Oea) mañana, viernes, en Washington, Paspuel señaló que “EE.UU se va a tener que quitar la máscara y dejará de mantener la posición neutral que ha tenido hasta ahora. Ahí se va a ver claramente su postura, que es la de defender y validar la actuación de Suecia y Reino Unido. Probablemente buscará un argumento poco jurídico”

Ante esta posible postura, Vladimir admitió que “Rafael Correa tendrá que buscar otras vías para mantener la seguridad de Assange, de manera que si, en el caso de que Inglaterra decida entrar en la embajada ecuatoriana, y declarar casi una guerra abierta, entonces Ecuador tendrá que valorar si concederle o no a Assange un nombramiento de representante de Naciones Unidas para proteger su vida y garantizar su traslado a Ecuador”.

Con respecto a la comparación que hizo ayer Rafael Correa entre los casos de Assange y Pinochet, a quien Londres no quiso extraditar a España en el año 2000 alegando motivos humanitarios, Paspuel la describió como una “forma diferente para medir una misma realidad,” y señaló que se está “cometiendo una tremenda injusticia y una clara persecución a una persona que lo único que ha hecho es revelar secretos de las grandes potencias, como los crímenes y violaciones de los derechos humanos cometidos en otros territorios. Pinochet, sin embargo, sí fue un dictador y un genocida, y Londres no le quiso extraditar”.

Por ello, Paspuel pidió que “si Assange ha cometido algún tipo de delito que se le investigue, pero que se haga desde una neutralidad absoluta, con jueces y fiscales, y no desde un tribunal viciado y conformado con personas con cierta tendencia afín al incendio; que se hagan investigaciones neutrales y que se ajusten a derecho”.

Facebook Comments