Los estafadores de ultramar

Jose NovasPor JOSE C. NOVAS
 Comunicador residente en New York

La función de un senador o de un diputado es legislar. Todo el que resulta electo para esas funciones está en obligación de elaborar proyectos que rijan el país y beneficien la colectividad que representan.   Al parecer los actuales senadores y diputados de la República Dominicana actúan como si fueran empresarios. Más que servidores públicos se creen ejecutivos o inversionistas y usan esos cargos para acumular fortunas.

Una mirada a los doce meses de inactividad de los diputados de ultramar es el mejor reflejo de que nuestra sociedad ha perdido sus hormonas. El ímpetu de exigir que se ponga freno a las injusticias es cosa del pasado. Parece que nos  castraron en forma colectiva, nos asedian a diario con todo tipo de impuestos y seguimos en actitud pasiva como si estuviéramos anestesiados.

El próximo 16 de Agosto los siete diputados de ultramar sumados a la legislación en el 2012, cumplen un año de juramentados y no ha sido aprobada una sola ley por iniciativa de ellos.   Por este medio llamo la atención al señor Presidente Danilo Medina, para que observe que solo por concepto de salarios, beneficios y exoneraciones los diputados de ultramar le han chupado al gobierno cerca de 30 millones. ¿A cambio de que?.   Si el actual Presidente desea mostrar pulcritud en la gestión, debe comenzar por  forzar a los diputados de ultramar a que justifiquen sus sueldos o proponer que sus cargos sean eliminados.

 

Los que pagamos impuestos nos preguntamos: ¿Hasta cuando se permitirá esa forma de robo al erario publico?   Hay que salir de los diputados del exterior, su ineptitud no es necesaria, con su falta de acción nos cojen de pendejos; los votantes y la población deben romper el silencio, de seguir callados seremos cómplices por omisión de la aberración de cobrar sin trabajar. En mi diccionario recibir un sueldo por un trabajo que no se hace, es sinónimo de estafar.

Facebook Comments