Los grandes retos y una nueva era de paz, a favor de Hillary otra vez.

 

Manuel Antonio Mejía

Por Manuel Antonio Mejía.

Madrid, España.

 

La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero… ¡Qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste.  (…) La humanidad necesita hombres [y mujeres] prácticos, que sepan sacar el mayor provecho de su trabajo, y, sin olvidar el interés general, salvaguardar sus propios intereses. Pero la humanidad también necesita soñadores, para quienes el desarrollo de una tarea sea tan cautivante que les resulte imposible dedicar su atención a su propio beneficio.

Marie Curie, físico y químico varsoviana (polaca), dos veces Premio Nobel; cuyo nombre completo responde a  Maria Salomea Sk?odowska-Curie.

» Sí, todavía hay techos que romper -para hombres y mujeres, para todos los estadounidenses. Pero no dejes que nadie te diga que las grandes cosas no pueden pasar en América. Barreras puede caer; muros pueden caer. La justicia y la igualdad puede ganar. Nuestra historia ha avanzado en esa dirección lentamente, a veces, pero sin lugar a una sola duda, debo dar las gracias a generaciones de estadounidenses que se negaron siempre a rendirse o retroceder.»

Hillary Clinton. Discurso del 8 de junio de 2016.

 

Durante los ocho años de Barack Obama, no hay duda de que hemos tenido que vivir hostilidades y enfrentamientos armamentísticos aún a alta escala. Cabe mencionar –y que no se repitan–: Insurgencia islamista de Nigeria (2009),  la cual involucró a Nigeria, Camerún, Niger y Chad; Guerra Civil Siria, que involucra a Siria, Turquía, Líbano e Israel; Insurgencia Iraquí (2011), originada tras la salida de las fuerzas de Estados Unidos y la ONU; Guerra Civil Sursudanesa (2013), dada en Sudán del Sur; Guerra de Libia (2014); Guerra Civil en el este de Ucrania (2014); Guerra contra el Estado islámico (2015) Irak, Libia, Siria, Sudán, Yemen, Jordania y Rusia; Intervención Militar en Yemen (2015) Yemen y Arabia Saudita).

Sin embargo podemos asegurar que el gobierno de Barack Hussein Obama II no ha sido un gobierno que haya estado azuzando políticas de confrontación internacional, por el contrario, ha estado abogando por la paz real entre las naciones y apegado a las directrices de los órganos rectores mundiales y al magno documento y el Capítulo VII de la “Carta de las Naciones Unidas” y su Consejo de Seguridad Internacional, en que se redacta, del Artículo 39 al 51, cuáles serían los elementos por los que se asumiría una determinada toma de medidas coercitivas, siempre que sea evidente la amenaza contra la paz mundial.

Pero las amenazas de guerra latentes, constantes, siguen estando ahí emergidas desde el oscurantismo e irresponsabilidad de ciertos jefes de estados que en medio de conflictos que claman por un esfuerzo grande de la diplomacia no han sido capaces de asumir el rol de estadistas comprometidos con sus pueblos y han optado por el atajo infernal de la beligerancia. Casos como estos los hemos vivido en Siria y varios países de África y el Oriente Medio.

Quedan, entonces, para el 20 de enero de 2016, apenas unos siete meses y veintiún días para que en las escaleras del Capitolio de los Estados Unidos, jurando sobre la Biblia, se vea a un nuevo presidente, o, no, en este caso, por primera vez en la historia de este país, a una –nueva– presidenta, tal como ya lo ha proclamado el presidente Obama hace poco. Porque esta es la cuestión.

Y, a partir de aquí, cuáles son los nuevos retos a los que se enfrenta la nueva presidenta de Estados Unidos Hillary Clinton una vez vencido Donald Trump en las generales en la lona por el guantazo o puñetazo `mohamediano´, a propósito de la reciente ascensión o partida del gran Mohamed Ali. Hay muchos; pero destacan en el glosario, específicamente siete grandes tareas:

1.La colaboración total con Naciones Unidas para el logro de la paz constante en el Oriente Medio, la cual ha sido desde los inicios del siglo XVIII la asignatura pendiente de los gobernantes que confluyen en el ambicioso proyecto que lucha por los derechos del ser humano a nivel mundial. Entra en este campo del arsenal de acciones el amparo y apoyo al Tratado de la no proliferación de armas nucleares y el tratamiento en antiguas zonas de conflicto  con bombas enterradas o espacios en donde se extiende el daño corporal por radiaciones y armas biológicas cuyos principales afectados son niños y mujeres en proceso de gestación.

  1. Las profundas transformaciones al sistema de salud, alimentación, educación y vivienda de las cuales ha hablado sin descanso la futura presidenta de los Estados Unidos. Aún queda por materializar la otra parte prometida por Obama en unos cien mil millones de dólares para empezar a paliar y resolver, de una vez por todas, este reto. En este apartado entran los desafíos planteados por la infancia y la mujer, temas que en uno de sus últimos encuentros en California, la futura presidenta trató junto a grupos de asociaciones, comunidades de mujeres y fundaciones.
  2. Nuevos aportes de los Estados Unidos por la biodiversidad y continuar disminuyendo la emisión de gases tóxicos que en masa comparte con China, como uno de los países que más contamina nuestro amado globo lleno de vida, y propulsar el respaldo a las iniciativas a escala mundial de las energías alternativas o renovables poniendo a Estados Unidos como ejemplo motriz.

 

  1. Fortalecer a altos niveles las relaciones con los estados de América Latina, y restablecer lazos de amistad por medio a la formación de nuevas comisiones para bajar la exacerbación de los ánimos a nivel diplomático y políticos en países como Venezuela, Argentina, Brasil, Colombia o Ecuador, debido a que al umbral de las permutaciones y el giro de ciertos modos de estado, no tan identificados con anteriores y aún presentes formas de gobierno que muestran un paso diferente encaminado a nuevos horizontes.
  2. El cierre de Guantánamo, a raíz del telón abierto y las deplorables imágenes así como las transgresiones que hemos visto viven allí los personas, muchas veces privados de la ejecución de un juicio. Pero, ¿qué es Guantánamo o, bien, LaBase Naval de la Bahía de Guantánamo en Cuba (Guantanamo Bay Naval Base) y cuál es, verdaderamente, el conflicto que data de más de un siglo? Guantánamo está ubicada en la región suroeste de la isla antillana; en ese punto donde parece que Cuba toca la espalda de la Isla de Santo Domingo que comparten la República Dominicana y Haití. Este trozo del territorio cubano pasó a los Estados unidos mediante el Tratado cubano-estadounidense del 17 de febrero del año 1903 firmado Tomás Estrada Palmas, que procedía del Partido Moderado [quien el 20 de mayo de 1902 (en un mandato de cuatro años en el que presionado por fuerzas populares tuvo que renunciar en 1906) se convirtió en el primer presidente constitucional de Cuba] y por el trigésimo segundo mandatario de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt. En la zona se ubicaron estaciones navales y de embarque. A partir del tratado los Estados Unidos pasarían a tener todo el control de la zona a cambio de la concesión de la independencia al país de Martí. Tras la Revolución cubana que encabezara Fidel Castro, el gobierno vino planteando desde los años ´70, una serie de proclamas y quejas por medio de las cuales expresaba que Estados Unidos violaba el Tratado de Viena de 1969 que trata sobre el Derecho de Tratados firmado entre los estados, al tenor, opuesto a los Artículos I y II de dicho documento y en la Enmienda Platt, que deriva del nombre del senador Orville Hitchcock Platt, y es un acápite presente en la Constitución cubana por medio de la cual se establecían los elementos que regulan las relaciones entre ambos países. Lidiar con este asunto y dedicar gran parte de la inteligencia que la adorna, será para la nueva presidenta algo fundamental.
  3. El mantenimiento y los avances de las relaciones con Cuba y el gobierno que hoy encabeza Raúl Castro, el cual, tras la mediación de Jorge Mario Bergoglio o Papa Francisco, con el gobierno del presidente Obama, se ha mostrado de lo más abiertos dispuesto a dar pasos agigantados que terminen derritiendo el hielo que ha congelado, con frío siberiano la esperanza de este pueblo antillano. Hace poco veíamos a Raúl Castro promulgando, junto a sus parlamentarios, una nueva ley para reactivar la mediana y pequeña empresa de Cuba y encaminar el país hacia una nueva vía lo que no deja de ser un gesto positivo.
  4. Las armas de defensa particular y la libre venta de este producto de muerte. Se calcula que en Estados Unidos hay doscientos millones de armas en poder de ciudadanos comunes y día tras día el país es testigo de los funestos escenarios de muerte de personas inocentes de forma indiscriminada a manos de terroristas y ciertas personas con comportamiento hostil ante sus propias comunidades.

Nos queda sólo hablar del duro enfrentamiento al que se verá la futura presidenta estadounidense teniendo como adversario a Donald Trump que cuenta con fuertes medios de apoyo a nivel mediático por sus años de  empresario profeso y de hecho. Pero quien se ha encargado de destruirse a sí mismo dando una imagen de hombre ultra fuerte que no ha convenido en nada a su imagen del pasado televisivo y afable. Y menos cuando habrá de enfrentarse a un candidato como Hillary, que ha demostrado (lo vimos frente a Bernie Sanders – y no es como algunos han aludido de que se trata del poder del dinero tras ella–)  tener unas energías incansable y de heroína a expensas, incluso, del apoyo de su marido, el expresidente Bill Clinton.

En esta parte, nos resta desear, a la casi nueva presidenta del país de Walt Whithman, ¡los mejores deseos al gobierno que encarará, tras la nueva batalla que le espera con Trump!

 

 

 

 

Facebook Comments