Los latinos del clásico

APHiguaín es la carta del gol argentina del Real Madrid

EFE

MADRID — Parece un cuento infantil, pero se trata del momento más serio del fútbol español, el más decisivo para el título, el que reunirá en el Camp Nou a la «Pulga», el «Niño Maravilla», el «»Pipita», el «Fideo» y el «Jefecito».

Son los apodos de varios de los jugadores latinos del Barcelona y del Real Madrid, cuyos equipos confían en ellos ciegamente para solventar el clásico del sábado a su favor. Todo un espectáculo.

Leo Messi se ha ganado el apodo de «La Pulga» por su corta estatura y porque es un incordio constante de sus marcadores, a los que vuelve locos con sus regates y correrías y su precisa puntería a la hora de «picar» a los metas rivales, como lo demuestran sus 41 dianas ligueras.

Javier Mascherano hace honor al sobrenombre de «El Jefecito» que le pusieron en Argentina por ser un jugador con carácter y personalidad, un baluarte en el medio campo o la defensa difícil de vencer, sin olvidar su aporte en la circulación del balón y en las transiciones de ataque.

Ángel Di María, «El Fideo», responde a su nombre con velocidad imparable, listo para romper defensas a golpe de regates y asistir a su compañeros en pases y centros. Un volante zurdo de raudas contras, demoledora llegada y exquisito toque para el mejor pasador de la Liga.

Gonzalo Higuaín, «El Pipita», apodo que heredó de su padre, es un oportunista goleador con olfato de matador del área, el que mejor aprovecha las oportunidades que le dan. Llegó al Madrid con 18 años y sus dianas ha salvado más de un partido complicado. Lleva 21 esta temporada, pese a que alterna la titularidad con el francés Karim Benzema, que suma 18.

Cuatro figuras, cuatro sobrenombres, cuatro jugadores a seguir el sábado en el Camp Nou, aunque no son los únicos latinos que pueden tener oportunidad de disputar uno de los clásicos más apasionante de los últimos años, dada la diferencia de cuatro puntos que separa al Barcelona del líder Real Madrid.

En Barcelona, están los defensas brasileños Dani Alves y Adriano, el chileno Alexis «Niño Maravilla» Sánchez, el actual socio de Messi en el ataque. Y está Thiago Alcántara, nacido en Bari (Italia), hijo del futbolista brasileño Mazinho e internacional por España.

En Real Madrid, figuran los brasileños Marcelo y Kaka. Y también se encuentra Pepe, brasileño de nacimiento e internacional por Portugal.

Son futbolistas que responden en general al patrón del jugador latino de clase, técnica, coraje, imaginación, competitivos y apasionados al máximo.

 

La gran estrella es Leo Messi. Una pesadilla. El futbolista que, con 24 años, está batiendo todos los registros anotadores y que, como la temporada pasada, protagoniza una descomunal pelea de artilleros con Cristiano Ronaldo, también con 41 dianas ligueras.

Todos saldrán al césped del Camp Nou dispuestos a seguir añadiendo hazañas a la historia del clásico. Un duelo que el Madrid no gana desde el 23 de diciembre de 2007, el delantero brasileño Julio Baptista anotó el solitario gol del triunfo blanco.

Un latino que por su fortaleza física y su empuje lleva el apodo de «La Bestia». Ese día jugó sin el incordio de «La Pulga» Messi, baja por lesión.

Ambos, sin duda, serán la gran inspiración latina que animará el sábado a los suyos en el Camp Nou. Baptista, hoy en el Málaga, desde el recuerdo de aquel gol y Messi con la puntería afinada de quien acumula 41 tantos ligueros.

Facebook Comments