Luis Abinader nombra a José Bono cónsul honorario RD en Albacete

 

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader nombró al español nacionalizado dominicano José Bono como cónsul honorario de la República Doominicana en Albacete, España.

Después de que el pasado octubre de 2020 José Bono obtuviera la nacionalidad dominicana, ahora, el que fuera ministro de Defensa con José Luis Rodríguez Zapatero podría convertirse en Cónsul Honorario del país caribeño en Albacete, tal y como adelantan fuentes solventes a elcierredigital.com.

El cargo, que solo es competente para ejercer un número limitado y secundario de las funciones consulares, le permitiría, no obstante, obtener ciertos privilegios.

Bono, quien a penas hace un año que se nacionalizó como dominicano, fue presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, ministro de Defensa con José Luis Rodríguez Zapatero y presidente del Congreso de los Diputados, en España.

Tal y como avanzan fuentes solventes del país caribeño a elcierredigital.com, el ex político socialista contará con despacho propio en la ciudad castellanomanchega y gozará de algunos privilegios diplomáticos asociados a este cargo. Entre ellos, tal y como establece la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, José Bono podrá beneficiarse de la valija diplomática o de la libertad de tránsito.

Nacionalizado dominicano

El pasado octubre, trascendía la noticia de la nueva nacionalidad de José Bono quien, además de español, se convertía en dominicano.

El presidente Luis Abinader, por entonces recién nombrado, le concedió la nacionalidad en virtud de la Ley 1863 del 16 de abril de 1948 sobre Naturalización y sus modificaciones. Así, a Bono se concedía la nacionalidad a «título de naturalización privilegiada».

El propio Bono ofrecía explicaciones en esas fechas, aclarando que «con la República Dominicana, España mantiene convenio vigente de doble nacionalidad y son miles los ciudadanos que poseen ambas (…) Lógicamente no supone merma de mi condición de español en ningún ámbito y tiene carácter honorífico y sentimental».

Una relación fraguada con el tiempo

El exministro de Defensa ha frecuentado el país que preside Abinader con relativa periodicidad en los últimos años, tanto a nivel diplomático como particular. Es de sobra conocida su cercana amistad con Hipólito Mejía que, en su día, trabajó estrechamente con Abinader.

En el contexto de la guerra de Irak, cuando Bono era ministro de Defensa, fue el encargado de coordinar la retirada de las unidades españolas.

Mejía, que por aquel entonces presidía la República Dominicana, decidió hacer lo propio con las tropas que había destinado al país asiático.

Más de una década después, Bono protagonizó una de sus primeras acciones de colaboración con Abinader, tomando parte en la inauguración del Centro de Estudios de Políticas Públicas impulsado por el ahora presidente de la República Dominicana, en calidad de orador.

Posteriormente, ya en febrero de 2020, Bono se personó en actos electorales de Abinader, como el organizado en Gurabo, una sección de la ciudad dominicana de Santiago donde apareció junto a Mejía.

Facebook Comments