Madrid: ciudad pobre, ciudad rica

MADRID(Joserafaelsosa.com). –Es esta una ciudad a la cual todavía Wikipedia sigue definiendo como «la cuarta más rica de Europa» aun cuando sea mentira, herencia de lo que fue, de lo que pasó.
Ya no es eso, pero no pierde atractivo porque su potencial no está, por suerte, vinculada a sus indicativos socio-económicos, aun cuando molestes y estén estimulando una bomba que podría estallar en cualquier momento.

 Madrid,  echados de lado los millones de madrileños sin empleo y los programas sociales y el servicio de salud sufriendo recortes vergonzantes,  mantiene una atractiva dignidad que vincula el sarcasmo y el buen humor de sus ciudadanos, su arte público, su patrimonio arquitectónico y sus tesoros de artes plásticos en un sistema de museos que lidera el  Museo del Prado,  a la cual la obligada visita se torna en experiencia inolvidable. 

En el Museo del Prado, hemos visto la sorprendente exposición El Joven Van Dick, resumen de la obra desarrollada hasta los 21 años de un pintor con una  creativa capacidad realista, un manejo del color y la profundidad visual y un pincel encandilado en sus trazos.

La red de museos de Madrid es ejemplar, instructiva y disfrutable, lúdica e inolvidable. Hay museos, no tan famosos como el del Prado, con un patrimonio plástico envidiable, dotados de un empuje decartelera realmente formidable.

En las plazas y espacios en las avenidas, decenas de artistas de las estatuas vivientes, ofrecen demostraciones de lo que es posible lograr en base a la inmovilidad estética.

Casi todos actores y actrices, asumen posturas expresivas y «congeladas», a cambio de la generosidad de quienes les admiran al verles. Se trata de artistas que no tienen trabajo oficial y que procuran dinero mediante su exposición directa al público. El espectáculo que ofrecen es exquisito.
Madrid es un tesoro arquitectónico y escultural en sus avenidas tiene un festival de formas. Las formulaciones arquitectónicas, ya moderno, ya venidas del pasado, premian la vista con palacetes del ayer o soluciones corporativas que desafían la imaginación.

Las esculturas de Madrid son un bono de arte público que refuerza el atractivo de la ciudad.

 

 

Madrid es un tesoro arquitectónico y escultural en sus avenidas tiene un festival de formas.
Las formulaciones arquitectónicas, ya moderno, ya venidas del pasado, premian la vista con palacetes del ayer o soluciones corporativas que desafían la imaginación.

 

 

3feb/amodom/ Joserafaelsosa.com

Facebook Comments