Noche de batalla campal en el centro de Barcelona

 

La segunda noche de protestas en Cataluña tras la sentencia del procés se ha saldado con violentos altercados, especialmente, en el centro de Barcelona y en Tarragona, contabilizándose decenas de detenidos y choques entre Mossos d’Esquadra y Policía Nacional y manifestantes que han avivado hogueras y han montado barricadas en puntos como el paseo de Gràcia y la calle Diputació de la Ciudad Condal.

Las idas y venidas de los furgones policiales, tratando de dispersar a aquellos reductos de manifestantes que alimentaban las llamas de las barricadas colocadas en mitad de la vía pública han sido una constante durante buena parte de la noche.

El Eixample derecho de Barcelona se ha acabado transformando en el escenario de una batalla campal entre agentes de seguridad y grupos violentos, que han lanzado todo tipo de objetos a los vehículos policiales y también han quemado mobiliario urbano, construido barricadas y prendido hogueras. Según los Mossos, un total de 43 agentes han resultado heridos, mientras que se contabilizan unos setenta manifestantes heridos, ninguno de gravedad.

En el área comprendida, aproximadamente, entre la Diagonal, paseo de Gràcia, Gran Vía y Bruc, la circulación ha sido cortada por cuestiones de seguridad, debido a los altercados producidos tras la manifestación de la tarde contra la sentencia y convocada por los CDR.

Los Mossos d’Esquadra han pedido a la ciudadanía que no se acercara a esta zona y, en especial, al paseo de Gràcia con Jardinets de Gràcia, y Pau Claris con Mallorca, donde quemaban contenedores y había barricadas y hogueras cada cien metros mientras que furgonetas de las fuerzas de seguridad recorrían las calles a gran velocidad para dispersar a los manifestantes.

La actuación de algunos grupos violentos ha llevado a los Mossos d’Esquadra a realizar varias cargas de intensidad, provocando estampidas de personas y elevando la tensión en el Eixample, donde la policía ha detenido a seis personas. El saldo total de detenidos durante la jornada en toda Cataluña se eleva a 30, la mayoría (14) en Tarragona, donde la tensión ha sido también destacable. El resto se han producido en Lleida (8), y en Sabadell y l’Ametlla del Vallès (Barcelona), con 1 detenido respectivamente.

Unas 40.000 personas, según cifras de la Guardia Urbana, se han concentrado en los alrededores de la Delegación del Gobierno en Barcelona, en las dos manifestaciones paralelas convocadas por los CDR y las entidades ANC y Òmnium, en la segunda jornada de protestas contra la sentencia del procés.

A pocos metros de allí y en contraste con la protesta de los CDR, se ha celebrado en paralelo otra movilización de carácter pacífico, impulsada por Òmnium Cultural, también junto a la Delegación del Gobierno, en el cruce de la calle Mallorca con Bruc.

Miles de personas han realizado una ‘sentada’ en ese punto, con velas en la mano, y diversas personalidades cercanas a los líderes políticos condenados han leído fragmentos de cartas escritas por ellos.

También en Tarragona, Girona y Lleida se han producido escenas de tensión en las movilizaciones ante las delegaciones del Gobierno, donde se han producido cargas de la policía contra los manifestantes, así como en Sabadell (Barcelona).

Por su parte, el Gobierno ha subrayado su compromiso de garantizar la seguridad en Cataluña ante la violencia que se está produciendo en las calles y que según denuncia son acciones «coordinadas» para «romper la convivencia».

En un comunicado hecho público esta noche, el Ejecutivo en funciones no habla de acciones específicas pero recalca la labor de las fuerzas de seguridad y valora la coordinación entre Mossos, Policía y Guardia Civil, además de insistir en que actuará con «firmeza, proporcionalidad» y «unidad» con el resto de formaciones políticas.

 

https://www.ultimahora.es

Facebook Comments