Organizaciones sociales denuncian deportación de dos inmigrantes con arraigo certificado

Una quincena de entidades catalanas de defensa de los derechos humanos, entre ellas SOS Racisme y la Coordinadora Catalana para la Prevención de la Tortura, han calificado de «inadmisible» la deportación de dos internos del CIE de Barcelona que habían creditado arraigo.

A través de un manifiesto, las entidades han lamentado que existe un proceso penal abierto por presuntos maltratos a ambos internos, pero aún así, «el Ministerio del Interior ha ejecutado la deportación en vez de abrir una investigación profunda».

Entre los firmantes del documento también están la Comisión de Defensa del Col·legi d’Advocats de Barcelona, la Asociación Catalana por la Defensa de los Derechos Humanos y Asociación Papeles y Derechos para Todos, entre otras.

Han reiterado que ambos internos estaban «perfectamente arraigados en la sociedad catalana», tal y como ya alertó el Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó.

De hecho, uno de los dos hijos de David B. nació en 2010 en Girona y su pareja cuenta con permiso de residencia, por lo que el interno presentó una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 18 para evitar su deportación, «pero el juez no ha tomado declaración ni a él ni a los testimonios de los maltratos que sufrió en el CIE, también deportados».

El abogado de David B., Xavier Hereu, explicó que su cliente viajó «en un estado deplorable y sin estar en condiciones» porque aún estaba demasiado débil tras haber realizado una huelga de hambre y autolesionarse para evitar la deportación.

Con información de Europa Press

Facebook Comments