Osiris de León dice que se ha logrado un buen acuerdo con Barrick.

Osiris-de-leonSanto Domingo.- El Ing geólogo Osiris de León, quien, desde antes de que la enmienda al contrato minero de la Barrick Gold fuese aprobada en el año 2009, había manifestado su total desacuerdo con los términos de esa enmienda y quien había luchado durante 40 meses para que dicha enmienda fuese modificada, manifestó que el memorándum de entendimiento preliminar entre el Gobierno y la Barrick, dado a conocer este miércoles en el palacio nacional, es un buen acuerdo, porque elimina el condicionamiento de alcanzar una tasa interna de retorno de 10% antes de proceder a pagar beneficios e impuestos por utilidades netas.

De León dijo que con el contrato actualmente vigente el país sólo recibiría el 3.2% del retorno neto de fundición, porque la participación en beneficios está condicionada a que la empresa obtenga una tasa interna de retorno de un 10%, calculada anualmente en base a que el flujo neto de efectivo de cada año fiscal, comparado al anterior, sea igual o superior a cero, y si ese flujo neto es negativo la empresa no tiene que pagar nada, y ese era el principal fraude de ese contrato y por eso objetamos esa cláusula, la cual ahora ha quedado eliminada.

Expresó que al eliminar el pre requisito condicionante de la tasa interna de retorno, desde este mismo primer año 2013 el país recibirá el 28.75% de los beneficios, en adición al 3.2% del RNF, además del correspondiente pago del Impuesto Sobre la Renta, todo lo cual se aproxima al 50% de los beneficios de las operaciones mineras, lo que indica que de un 3% hemos subido a un 50% y que eso representa un rotundo triunfo del pueblo dominicano y un triunfo del gobierno de Danilo Medina, porque se le ha demostrado a la Barrick y a sus defensores que el contrato podía ser modificado sin poner en peligro la seguridad jurídica de la empresa.

Osiris de León fue uno de los primeros en anunciar el pasado fin de semana que una misión de alto nivel de la Barrick llegaría al país este lunes con una propuesta de entendimiento para presentarla al gobierno, discutirla y firmarla de inmediato, fruto de la paralización de los embarques de doré, y que los miembros de esa misión tenían instrucciones precisas de llegar a un nuevo acuerdo con el Gobierno dominicano, sin mayores traumas, añadiendo que en apoyo a esa iniciativa los embajadores de Estados Unidos y Canadá expresaron públicamente su apoyo a la revisión del contrato.

Sin embargo, aclaró que como la empresa no es muy confiable, el Gobierno está en el deber de auditar las inversiones y las operaciones, pues de lo contrario la empresa se mantendría inflando ambos componentes para reducir las cantidades de dinero que debe pagar anualmente al Estado, comenzando con los costos de producción que hoy alcanzan los 250 dólares por onza de oro, pero ya la empresa los ha duplicado hasta llevarlos a US$550 por onza, cifra que es inaceptable, siguiendo con el análisis riguroso de todos los lingotes de doré para conocer la cantidad exacta de oro y plata que se exporta.

Osiris lamentó que muchos malos dominicanos se hayan colocado del lado de la Barrick Gold, dando la espalda al país, aunque hoy esos malos dominicanos sienten la vergüenza de haber sido vencidos por la verdad y por la dignidad del pueblo, porque la verdad y la dignidad siempre se imponen.

Facebook Comments