Película dominicana: Despertar, cuando quien falla el público

Película dominicana: Despertar, cuando quien falla el público

 

2014_03_13_jose_maria_cabral_por_jose_elias_de_eliax_com

JOSE RAFAEL SOSA

 

Santo Domingo.- En las alas de cine se exhibe Despertar, probablemente la mejor de las películas en cartelera y una de las mejor logradas como cine  independiente y de  autor en la historia del cine local  a partir del  por el más reducido equipo de las únicas 10  personas detrás de cámaras, conformando un equipo reducido, de alta motivación y como ejemplo de que la amistad  verdadera puede, en contadas oportunidades, mucho más que el dinero.

Eran solo diez personas, para entregar, desde el punto de vista de la producción, un proyecto tan personal. Si alguien ha fallado en el impacto que ha debido tener, esta vez no es por parte de lo hecho para pantalla. Ha sido el público que no ha puesto el estímulo que le representaría a Cabral las filas que debieron haberse formado en boletería para verla. La buena noticia es que el público tiene chance aun de rectificarse frente Despertar.

Acudimos a Fine Arts, para penetrar las honduras de un planteamiento cinematográfico realizado con criterio y que aleja mucho a su director de su anterior Arrobá (2013),  de escasamente grata  recordación.

José María Cabral decidió filmar por si mismo, fuera de los compromisos con las productoras que implican lineamientos que asocien el arte con el carácter industrial.mercantil que tiene el cine, sin que pueda entenderse como objeción a los objetivos comerciales del séptimo arte.

El resultado es sorprendente: una producción en la tonalidad del triller sobre la idea que, en ciencia ficción aporta, el cuento de dos páginas Brain in a Vat» («Cerebro en una Cubeta»)  de de John Pollock, que a su vez tiene referencias  de las novelas El cerebro de Donovan, Diarios de las estrellas, de Stanistaw Lem,  el cuento Un extraño en el paraíso, de Isaac Asimov ,  la película  The Matrix, dirigida por Larry y Andy Wachowsky, o el concepto de los Cefalomos de Ángel Arango).

Cabral, cultivador de relaciones primarias con sus talentos y técnicos, aporto lo que pudo de sus ahorros, y solicitó la solidaridad en forma de trabajo de quienes le aprecian. Nadie cobró un centavo por desarrollar esta jornada de pasión por el cine.

Despertar es la muestra de que el cine de calidad tiene que partir de un concepto manejado con criterio, desde la concepción misma de su cartel e imagen, hasta su post-producción.

Este triller  logra, desde su introducción, de anunciarnos que estamos ante un trabajo distinto y que si alguien ha fallado esta vez, no es la calidad del trabajo sino la combinación que produce la ausencia de una plataforma promocional de incidencia y el público, que no se ha dado cuenta de lo que se pierde.

Despertar es excelente y no por las condiciones de solidaridad en que se hizo. Es notable  e imperdible por su estética,  su edición, precisa y bien pensada, sus efectos especiales pocos y efectivos, por la creatividad para generar un ambiente clínico adecuado a las condiciones posibles, por su universo  por su tema musical formidable (Cristal Marie).

En las actuaciones  debimos haber tenido  un tanto más de lo entregado: Adrian Mas sobreactúa en oportunidades y Julieta con toda seguridad que está en capacidad de ser más de lo que allí entrega, pese a que está digna como centro de una trama que juega más con su ausencia que con su figura.

Frank Perozo, sopesado y enigmático, aporta la mejor de sus actuaciones recientes y logra escapar del exceso de exposición que ha tenido cinematográficamente en los últimos meses, con un rol de reparto que asumió con responsabilidad.

Jhonnié Mercedes, uno de los actores de mejor capacidad, eleva la película con sus parlamentos, Kenny Grullón también aporta lo propio para dejar lejos la imagen un tanto desvencijada que evacuó en Arrobá.

Loraida Bobadilla es toda una sorpresa artística por la conciencia con que desarrolla su rol secundario. Promete una buena trayectoria.

Omar Ramírez,  vuelve a deslumbrarnos con su voz, pero lo sentimos acartonado.

Resalta el estético  manejo del desnudo femenino, que tan escasamente se deja expresar en pantalla, al punto de que se asimila como una escena más, sin amarillismo fílmico ni panfletarismo corporal. Destacable el movimiento de cámaras aéreas sobre todo en las escena de introducción y despedida, en un alarde técnico- efectista que nadie debería perderse.

Sinopsis

René (Adrian Mas) vendedor  de utilería para el cine y quien convive con Noemí (Julieta Rodríguez) quien desparece misteriosamente una noche  para involucrara su marido en una búsqueda que le irá develando situaciones sorprendentes.

 

Título original: Despertar.

Género: Thriller/Ciencia-Ficción.

Dirección: José María Cabral.

Guión: José María Cabral.

Reparto: Adrian Mas, Frank Perozo, Julietta Rodríguez, Loraida Bobadilla, Johnnié Mercedes, Keny Grullón, Omar Ramírez y Caroline Becker

Duración: 1 hora 26 minutos.

Clasificación: + 12 años.

País: República Dominicana

 

 

 

Facebook Comments