Peña Gómez y el triunfo del PLD en el 2016.

Peña Gómez y el triunfo del PLD en el 2016.

 

luis-columna-solano20Por Lic. Luis Columna Solano / Politólogo.

 

En contra posición a lo dicho por el ex presidente de la República Hipólito Mejía durante la homilía en memoria del 17 aniversario del fallecimiento del doctor José Francisco Peña Gómez, segundo líder histórico del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), creemos que el mejor regalo para él sería que todos los que en vida los amaron y siguieron, pasen a formar parte del Partido de la Liberación Dominicana PLD.

El doctor Peña Gómez fue una víctima de su propio partido quien nunca quiso hacer caso a sus enseñanzas y predicas, llevándolo a descuidar su salud por un ideario que nunca existió. Por esa razón Juan Bosch lo abandonó en 1973 tras considerar que este ya había cumplido su papel histórico como partido democrático en la búsqueda del poder.

Mirando hacia atrás y a modo de pedagogía para aquellos que no han vivido  la historia, debemos decirle que el fenecido José Francisco Peña Gómez tras la salida del Profesor Juan Bosch, líder y fundador del PRD hasta 1973, dedicó los mejores años de su vida a intentar organizar esa masa bruta y sedienta de poder político y acumulación originaria de capital llamada PRD. Desde entonces hasta  tres día antes de su muerte aquel hombre luchó por enderezar una organización que nació torcida y con vicio de construcción que aun arrastra y que coexistirá con ella hasta el día de su desintegración como partido político.

En consecuencia, la mejor manera de honrar aquel líder de masa y no de cualquier masa sería apoyar al segundo partido fundado por Bosch, maestro de aquel discípulo e hijo político desobediente quien trazó su propio destino y cosechó nefasta consecuencias, pero que la vida le dio la oportunidad de manifestar su profunda decepción y fracaso al ver su partido dividido tal y como está en estos momentos.

Aquel hecho le obligó a asumir una candidatura a Sindico por el Distrito Nacional que no estaba en condición de salud para ello y todos sabemos la exigencia que se le hizo desde la Secretaria General del PRD para que asistiera a la inauguración del Bulevar de la Avenida Winston Churchill bajo el gobierno municipal de su partido 1997 año de su muerte. Aquel pedido fue la gota que derramó el baso del abuso del PRD para con su propio líder.  A los tres días murió.

 

Facebook Comments