Plantean eliminar el “voto de arrastre” para comicios 2020

4cba2bb70616f509b07b19738b797e74_620x412

Según la la ley 157-13, además de los senadores, en el 2020 los alcaldes tendrán “voto de arrastre” de los regidores

ELCARIBE

Elizabeth Contreras es una abogada de 35 años y una de sus características es que es una ciudadana empoderada. Vive en la provincia Santo Domingo y mucho antes de las elecciones del pasado 15 de mayo, sabía por cuales candidatos votaría. En el nivel congresual no tenía candidatura senatorial de su preferencia, pero sí estaba decidida a votar un diputado que considera representa bien la provincia.

Cuando estuvo consciente de que votando al diputado de su preferencia también favorecía un candidato a senador que no era su preferido, a su cabeza llegó la pregunta: ¿Por qué me tienen que obligar a votar por alguien que no quiero o dejar de votar por alguien que prefiero? La profesional del derecho le confesó a este medio que optó por no votar al diputado de su preferencia porque su rechazo hacia la candidatura senatorial que arrastraría era más fuerte.
La experiencia de Contreras retrata la distorsión que para muchos representa el “voto de arrastre” que existe en el país para los senadores, pues se benefician del voto de los candidatos a diputado de sus partidos y a partir del 2020, también se aplicará para los alcaldes, pues habrá voto preferencial para los regidores, según establece la ley 157-13.

Ante esa realidad y en el marco del debate que se ha generado sobre la necesidad de adecuar la legislación electoral vigente y aprobar la ley de partidos, son cada vez más voces las que piden que se elimine el “voto de arrastre” e incluso algunos juristas consideran que es inconstitucional. El voto preferencial también está en el centro del debate para su posible eliminación o mejorarlo por considerar que “introduce distorsión” en el sistema electoral y de partidos políticos.

El voto preferencial lo han rechazado el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, y el miembro titular del organismo Eddy Olivares.
También cuando la ley fue aprobada en el 2013, el presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández, y del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas, externaron su desacuerdo, pero a los legisladores decidieron aprobar esa modalidad de elección pese a las objeciones de la cúpula.

Los abogados Ángel Lockward y Marino Vinicio (Vinicito) Castillo Semán han calificado la ley de inconstitucional. De hecho, Lockward depositó un recurso de inconstitucionalidad contra esa legislación ante el Tribunal Constitucional, pero aún no ha sido fallado. También aboga por una revisión de esa medida el jurista y catedrático Jorge Suncar. Suncar también sugirió un pacto electoral que permita la aprobación de esas iniciativas y un foro digital para que los interesados en depositar sus propuestas lo hagan a través de ese mecanismo.

“Entiendo que para las elecciones del 2020, que constitucionalmente serán separadas de las municipales, que se celebrarán en febrero de ese año, la boleta de los senadores debe estar separada de la de los diputados, para garantizar la aplicación del texto constitucional que establece el voto directo para su elección”, señaló el también diputado Castillo Semán en un artículo que publicó en el Listín Diario el 27 de junio pasado.

Redefinir circunscripciones

En tanto, el vicepresidente del Partido Revolucionario Socialdemócrata y presidente de la organización en el Distrito Nacional, Luis Miguel de Camps, informó que su partido hará la propuesta formal en el marco de la discusión de reforma a la ley electoral y de aprobación de la ley de partidos. Dijo que la propuesta incluye que las circunscripciones electorales sean redefinidas y eliminar el método de D´Hondt establecido en la ley del voto preferencial para la distribución de diputados.

De Camps explicó que la propuesta del PRSD consiste en que las circunscripciones electorales sean subdivididas en demarcaciones más pequeñas para que en lugar de un partido postular varios candidatos para las diputaciones, solo postule uno.

“Eso lo que significa es que simplemente cada diputado o regidor electo tendrá un rango de representación geográfica más reducida, lo que resuelve el problema de la competencia de todos contra todos, es decir luchar contra los de dentro del partido como los de afuera”, explicó De Camps.

Dijo que lo más importante de esa propuesta es que un candidato en lugar de representar grandes poblaciones su número de votantes será mucho más reducido y la representación será más directa. “Eso permite que el elector sepa quién es su representante en el Congreso y los ayuntamientos”, dijo. Informó que su partido está redactando su propuesta para presentarla llegado el momento.

“Voto de arrastre” se ha ido eliminando en el país

Según un documento del consultor político Omar Pérez, “el voto de arrastre” dominó en el país desde el inicio de la era democrática y con mayor incidencia en las elecciones del 1966, 1970 y 1986, pues en esos comicios con solo marcar el recuadro del partido de su preferencia, el ciudadano elegía al presidente de la República, vicepresidente, senador, diputado, alcalde y regidor. Los cargos legislativos y municipales se elegían de manera conjunta en las elecciones del 1962, 1974, 1978 y el 1982. A partir de las elecciones del 1990 se separan por primera vez los tres niveles de elección. En el 2002, se introdujo el voto preferencial mediante la resolución 05 del 2001 de la Junta Central Electoral. El organismo eliminó ese sistema en el 2010, mediante la resolución 74/2010. En el 2013, se aprobó la ley 157-13 del voto preferencial.

Facebook Comments