Playas sorprendentes en Costa de los Piratas en Samaná

La costa Norte de la península de Samaná fue durante la época colonial tierra de nadie.

Samana.- La espesura de los bosques, la ausencia de caminos y la dificultad de llegar a esta zona del país desde los centros habitados de Santo Domingo, Puerto Plata o Santiago, la mantuvieron en un aislamiento secular que permitió su ocupación por todo tipo de aventureros, náufragos o delincuentes que recalaban en sus costas.

La desembocadura del río Limón y la vecina playa de Morón, fueron los fondeaderos naturales que utilizaron fundamentalmente los barcos piratas, bucaneros y corsarios que necesitaban aprovisionarse de agua y alimentos durante sus correrías por el mar Caribe.

Sin embargo, actualmente, estas playas maravillosas, son en su mayor parte todavía vírgenes; son lugares tranquilos y seguros donde cualquier turista viajero puede recalar, bien en barco o bien por tierra, para disfrutar de una inolvidable jornada playera.

Partiendo del auténtico y hermoso pueblo de El Limón, salen los caminos que desembocan en las playas más hermosas de la zona: El Limón, Morón, Lanza del Norte y Las Canas.

En la playa de Morón todavía se conserva un antiguo cañón que perteneció a la armada que Napoleón envió en 1802 a La Española para sofocar la rebelión de los esclavos haitianos.

Los franceses lo dejaron junto a otros tres para defender el fondeadero que se encuentra frente a la playa.

Lanza del Norte es una playa hermosa con un impresionante fondo de arena que continúa en la vecina playa de Las Canas.

Hacia la mitad de Las Canas se encuentra una laguna de agua dulce que desemboca en el mar, donde los manglares crecen sin traba en un prístino entorno natural.

Para llegar a estas playas es necesario contar con un vehículo 4×4, aunque los caminos de acceso suelen estar en buenas condiciones.

La más accesible de todas se encuentra en la desembocadura del río Limón y tiene el mismo nombre que el río y que el cayo que se yergue frente a ella: Limón, siempre Limón.

Si gustas de la aventura, es muy recomendable llegar a la playa del Limón bajando por el cauce del río, dos kilómetros de inolvidable recorrido por aguas cristalinas, enmarcadas con bosques de galería y jalonadas con umbríos rincones de gran belleza natural.

 

ACCESSDR

Facebook Comments