Primeros ensayos de la vacuna contra el ébola probada en Oxford muestran que es segura

Primeros ensayos de la vacuna contra el ébola probada en Oxford muestran que es segura

Los primeros resultados del ensayo clínico de una vacuna experimental contra el ébola en la Universidad de Oxford han mostrado que tiene un perfil de seguridad “aceptable” y es capaz de generar una respuesta inmune.

Esta vacuna, una de las que se están probando con éxito actualmente, está desarrollada por el Instituto Nacional de la Salud (NIH) de Estados Unidos y la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) contra la cepa de ébola del Zaire, ha informado la Universidad de Oxford.

Este mismo mes la farmacéutica ha entregado un lote con 300 viales de esta vacuna candidata en Liberia con el objetivo de usarla en ensayos a gran escala en África Occidental, la región afectada por el actual brote de ébola. También se ha probado en Estados Unidos, Malí y Suiza.

Vacuna bien tolerada
Según han afirmado los investigadores, la vacuna ha sido “bien tolerada” por los voluntarios que la han recibido. Estos resultados revelan que es adecuada para realizar más pruebas en los países afectados por el ébola y así determinar si protege de la enfermedad.

La vacuna, cuyos primeros resultados se publican en la revista New England Journal of Medicine, utiliza un único gen del virus del Ébola en un adenovirus de chimpancé para generar una respuesta inmune. Al no contener material infeccioso del virus, no puede provocar contagio con la vacuna.

El ensayo de la vacuna
Para este ensayo, un total de 60 voluntarios sanos fueron vacunados en el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford entre el 17 de septiembre y el 18 de noviembre de 2014.

Se les aplicaron tres tipos diferentes de vacuna: 20 voluntarios recibieron una vacuna de dosis baja; 20 una dosis media y los 20 restantes una dosis alta.

En todos los casos fue bien tolerada, únicamente se reportaron efectos adversos de carácter leve en dos casos en los que los voluntarios experimentaron una fiebre moderada a las 24 horas de recibir la vacuna y les duró un día.

El estudio recoge los datos de seguridad y la respuesta inmune de los vacunados 28 días después de la inmunización, y el seguimiento continuará hasta que se cumplan seis meses desde que recibieron la vacuna experimental.

“Los voluntarios experimentaron síntomas leves que duraron uno o dos días, como dolor o enrojecimiento en la zona de la inyección, y en algún caso algún voluntario se sentía febril”, ha comentado el profesor del Instituto Jenner, Adrian Hill. “Es muy similar a lo que se ha visto en estudios previos con este tipo general de vacuna”, ha comentado.

Los científicos también evaluaron las respuestas inmunes al ébola antes y después de la vacunación y hallaron que los niveles de anticuerpos aumentaron en los 28 días posteriores a la aplicación de la vacuna.

El ensayo llevado a cabo en el Reino Unido está financiado por el instituto Wellcome Trust, el Consejo de Investigación Médica (MRC) y el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) de Reino Unido.

Facebook Comments