Protesta evitó desalojo de una familia ecuatoriana

Varios agentes de la Policía española acudieron el viernes a ejecutar una orden de desahucio de una pareja de inmigrantes ecuatorianos con un bebé en una vivienda de Oviedo, pero desistieron ante la presencia de decenas de miembros de la plataforma Stop Desahucios, que protestaban en el portal.

 

Los policías llegaron al número 2 de la calle Augusto Junquera, en el barrio de Ciudad Naranco de la capital asturiana, donde les esperaban decenas de personas que formaron un cordón delante del portal.

 

Los agentes policiales les retiraron a empujones hasta despejar el portal, que llegaron a abrir con la llave de un vecino, según explicaron varios miembros del colectivo Stop Desahucios y del Movimiento de Indignados 15M.

 

En la vivienda objeto del desahucio reside un matrimonio de ecuatorianos que se instaló en Oviedo (norte de España) hace doce años y que tiene una bebé de 3 meses y medio. La mujer, Patricia Ordóñez, explicó que el piso lo compraron en el 2004 mediante una hipoteca con Caja Madrid y que años más tarde trasladaron la deuda hipotecaria a Cajastur porque su esposo, un transportista, tenía con esta entidad un préstamo. Hacia el 2009 tuvieron que retrasarse en los pagos de la hipoteca porque tres empresas para las que trabajaba su esposo se retrasaron en los pagos y funcionaban con pagarés a tres meses. El departamento costó 162.000 euros (213.000 dólares) y ahora está tasado en 48.000 euros (63.000 dólares), dijo Ordóñez. <
Facebook Comments