¿Qué debemos hacer con los centros de internamiento de extranjeros (CIE)?

Este debate se inicia el lunes, 16 de enero, a las 11 horas y terminará el viernes, 20 de enero, a las 20 horas.

La muerte del joven de 21 años Idrissa Diallo, el pasado 6 de enero en el centro de internamiento de extranjeros de la Zona Franca, el CIE de Barcelona, es el último episodio de una lista negra y poco conocida de sucesos en instalaciones que en la práctica son cárceles para simpapeles, pese a que quienes son internados allí no lo son por un delito, sino por una falta administrativa, la de estar en situación irregular en España. El principal problema sobre lo que sucede en los CIE es, precisamente, descubrir qué sucede. Hasta ahora, la opacidad es la norma. Algo que abona la falta de regulación, la ausencia de un reglamento, que deja en manos de los directores el funcionamiento. Tampoco los policías que trabajan en los CIE están en una situación idílica: el Sindicato Unificado de la Policía denuncia que su labor corresponde en realidad a funcionarios de prisiones. El objetivo de numerosas entidades y de algunos partidos es el cierre de los centros o, como mínimo, la mejora de sus condiciones para que dejen de ser un limbo legal que, en contra de toda lógica, ofrece menos derechos a los internos que una cárcel a los presos. Además, se da por contrastado que en los CIE conviven personas con un pasado delictivo con inocentes. ¿Hasta qué punto es necesaria una reforma de este sistema? ¿Cuáles son las alternativas?

Facebook Comments