Le expulsan por usar el permiso de residencia de un amigo para trabajar

Murcia, 17 ene (EFE).– La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal que acordó la expulsión a su país de procedencia de un inmigrante en situación ilegal en España que utilizó el permiso de residencia de un compatriota para hallar trabajo en un restaurante ubicado en Alicante y, con posterioridad, en otro de Murcia.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado de lo Penal declaró como hechos probados que el acusado, nacido en China, aprovechó que su amigo se encontraba en este país para utilizar su tarjeta de residencia, con la que consiguió empleo en un restaurante chino de Denia (Alicante) y, después, en otro de Santomera (Murcia).

El juez lo condenó a la pena de 21 meses y un día de prisión y multa de nueve meses y un día, con una cuota diaria de tres euros por un delito continuado de falsedad en documento mercantil, aunque en la misma sentencia se acordó su expulsión de España.

En su recurso ante la Audiencia alegó que había actuado de esta forma «por necesidad», ya que no tenía otro medio para encontrar el trabajo que precisaba para subsistir.

La Audiencia, al rechazar el recurso, indica que «la jurisprudencia exige para que se estime el estado de necesidad las notas de realidad, gravedad e inminencia del mal y, consecuentemente, que no se trate de una mera estrechez económica, más o menos agobiante, que se pruebe que se han agotado todos los recursos que podía utilizar y que no haya otra solución». EFE 1010611

Facebook Comments