R. Dominicana espera poca intensidad en nueva temporada de huracanes

SANTO DOMINGO, — Las autoridades de República Dominicana dijeron que esperan que la temporada anual de huracanes que se inicia este viernes en el océano Atlántico y en el mar Caribe sea de poca intensidad, aunque la formación de la primera tormenta tropical la semana pasada recordó a los dominicanos que ninguna predicción es totalmente confiable.

Los expertos han pronosticado la formación de entre nueve y quince tormentas tropicales y de cuatro a ocho ciclones en el 2012, un año después de una activa temporada ciclónica en la que se formaron doce tormentas tropicales y seis huracanes.

Los fenómenos más recordados son «Emily» e «Irene», el primero tormenta tropical y el segundo ciclón cuyos efectos dejaron en el país cuatro muertos y 52.850 desplazados.

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), Gloria Ceballos, dijo hoy que la población debe mantenerse informada y estar atenta a los boletines que emitan las instituciones estatales y los organismos de socorro.

Ceballos mencionó también otras predicciones que señalan que este año podrían formarse diez tormentas tropicales y cuatro huracanes, dos por encima de la máxima categoría conocida.

Un huracán es un sistema de baja presión cuyos vientos circulan en sentido contrario a las manecillas del reloj provocando intensas lluvias y tormentas eléctricas.

La formación más débil se llama depresión tropical y alcanza los 62 km/h; le sigue la tormenta tropical, cuyos vientos alcanzan entre 63 km/h y los 117 km/h, y el huracán, que es llamado así cuando supera 118 km/h.

La escala Saffir-Simpson, que clasifica los ciclones tropicales según la intensidad del viento, fue desarrollada en 1969 por el ingeniero civil Herbert Saffir y el director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Bob Simpson, de quienes proviene el nombre.

La escala va del uno al cinco y comprende vientos desde 119-153 kilómetros por hora, en la primera categoría, hasta los 249 kilómetros por hora, en la quinta y más poderosa.

La primera tormenta tropical de la temporada, que se extiende hasta el 30 de noviembre, se formó el sábado 19 de mayo en la costa sudoeste de Estados Unidos, con vientos de hasta 75 kilómetros por hora, pero un día después perdió fuerza en las costas de Carolina del Sur, donde ocasionó fuertes lluvias.

El director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), general Juan Méndez García, informó hoy a la prensa local que el organismo tiene un plan de contingencia diseñado para la presente temporada, pero manifestó que aún espera el visto bueno del Poder Ejecutivo.

A mediados de mayo pasado, un niño murió y 1.500 personas tuvieron que ser desplazadas de sus hogares debido a las intensas lluvias que se registraron en el país y que obligó al gobierno a declarar la alerta en varias provincias.

En total, por lo menos cuatro personas murieron desde que se inició la temporada de lluvias en abril.

Cada año las tormentas reciben nombres de personas. En el 2012 son: Alberto, Beryl, Chris, Debby, Ernesto, Florence, Gordon, Helene, Isaac, Joyce, Kirk, Leslie, Michael, Nadine, Oscar, Patty, Rafael, Sandy, Tony, Valerie y William.

El 22 de septiembre de 1998, el paso del huracán «Goerges» por el país dejó unos 300 muertos, 100.000 damnificados y pérdidas económicas por 2.193,4 millones de dólares, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

«George», de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, dañó también 190.000 hectáreas de cultivos, el 90% de las plantaciones de caña de azúcar dominicanas, y destruyó la infraestructura turística del este del país.

Pero el huracán más devastador registrado en la historia dominicana reciente fue «David», que también con categoría 5, el 31 de agosto de 1979 devastó Santo Domingo, la capital, y causó la muerte de más de 2.000 personas.
(Xinhua)

Facebook Comments