Rajoy aboga por más «contundencia» contra los inmigrantes ilegales

Rajoy aboga por más «contundencia» contra los inmigrantes ilegales

Rajoy-crecimiento-economia-espanola-trimestre_TINIMA20140814_0496_20Los inmigrantes salen de Tarifa «a ritmo adecuado» tras los retrasos judiciales

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abogó ayer por una política «contundente» contra la inmigración ilegal y destacó la «situación difícil» que viven el Estrecho de Gibraltar y Melilla en los últimos días por los intentos masivos de entrar en España. En unas breves declaraciones en Vilanova de Arousa (Pontevedra), zona en la que pasa unos días de descanso y tras reunirse con cargos de su partido en Galicia, Rajoy recordó que Italia, que ocupa la presidencia de turno de la UE, liderará una política contundente contra la inmigración ilegal, aunque también de ayuda a las personas que quieren salir de sus países. En Melilla, por tercer día consecutivo, se produjeron intentos de entrada por parte de inmigrantes subsaharianos. Ayer lo intentaron más de 600, de los cuales unos 70 permanecieron encaramados a la valla durante horas.

Por su parte, Izquierda Unida pidió ayer la comparecencia en el Congreso de los Diputados, «a la mayor brevedad posible», de Rajoy para que explique «qué está haciendo la UE para tratar el problema en origen de África», ante la avalancha de inmigrantes en las costas andaluzas. También le pedirá que impulse una conferencia internacional sobre la situación del continente africano para que «el mundo entero pueda aportar soluciones». Para el portavoz de la Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados, José Luis Centella, se trata de «una cuestión grave humanitaria, un problema de vergüenza de la humanidad».

«Mientras no se aborde el origen del problema, estaremos poniendo parches vergonzosos, un muro de silencio para que al mundo occidental no le lleguen los gritos de muerte», declaró Centella, que advirtió que «el trato que reciben los seres humanos en la frontera es de mercancías: España los devuelve a Marruecos y éste trata de exportarlos a España». Centella considera que el envío de casi 500 policías y guardias civiles a Ceuta y Melilla, y en menor medida a Algeciras, no es la solución al problema.

El representante de la Izquierda Plural se mostró especialmente crítico con el Reino de Marruecos, ya que «sigue tratando este tema de manera instrumental en sus relaciones con España».

Mientras, la salida de los inmigrantes alojados en los dos pabellones deportivos de Tarifa se inició ayer a un «ritmo adecuado», tras el retraso sufrido el pasado miércoles, en el que tan sólo abandonaron las instalaciones 80 ó 90. Se prevé la salida de unos 200 antes de que concluya el día de hoy. La mayoría de los mujeres y niños están abandonando los polideportivos y el Consistorio espera que durante el día de hoy al menos uno de los polideportivos quede vacío.

diariodesevilla.es

Facebook Comments