REFLEXIÓN SOBRE LA REFORMA FISCAL EN REPÚBLICA DOMINICANA

Dr. Santiago Rodríguez Figuereo
Master en Economía y gestión de la innovación.

La crisis económica mundial se inicio en el 2008 en Estados Unidos causada por los altos precios de las materias primas, la sobre valorización del producto, una crisis alimentaria mundial y energética, una elevada inflación planetaria y la amenaza de una recesión en todo el mundo, así como una crisis crediticia, hipotecaria y de confianza en los mercados. Ha sido considerada como la crisis de los países más ricos del mundo. Ésta se extendió rápidamente por los países desarrollados (Japón, Australia, Nueva Zelanda, etc.); y creo fuerte incertidumbre en las economías emergentes y pujantes tales como China e India en Asia; Argentina, Brasil y México en América y Sudáfrica en el continente africano, líderes en sus regiones y, también afectados por la actual crisis económica.

El déficit fiscal de las economías más importantes del mundo en el 2012 ha llegado a una cifra preocupante, la contracción de la economía, el desempleo y la falta de oportunidad para la población han motivado fuerte crítica al sistema económico y la estructura que lo sustenta, expresada a través de movilizaciones de protestas en las calles.

En el ámbito internacional los Estados han visto con preocupación el desequilibrio presupuestario generado por la crisis que le impide cumplir con los compromisos antes adquiridos, por lo cual se han visto obligado a plantear distintas reformas que le permitan equilibrar sus presupuestos. El déficit financiero de las principales economías del mundo ha propiciado que varios países se encuentren en una situación de déficit tal, que en algún momento, países como Grecia se hayan planteado abandonar la moneda de la zona euro, lo que supondría una catástrofe en toda la Unión. Según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien pronosticó en su informe fiscal que España reducirá el déficit en 2012 al 6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), después de que en 2011 llegara al el 8,5 por ciento; Japón, el país con la mayor deuda pública en relación con el tamaño de su PIB entre los industrializados tiene un déficit fiscal del 10 %, Estados Unidos el 8,1 %; Italia del 3,9 % y Francia 4,6 %.

En caso de República Dominicana se estima un déficit en torno a 5.5% para 2012, desde un aproximado de 8.0% en 2011.
El nuevo gobierno ha marcado una trayectoria acorde con la realidad social y económica provocada por la crisis internacional que afecta el país, desde el inicio de su mandato el pasado 16 de agosto, se han tomado medidas importantes para mejorar la calidad del gasto de las administraciones del Estado, (ejemplo la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal que evite distorsiones en las metas de déficit) y una recuperación del crecimiento potencial a mediano plazo.

La República Dominicana tiene la necesidad de avocarse a una reforma fiscal seria, que permita contar con más recursos para invertir en educación, salud, seguridad y justicia que garantice el desarrollo del país; en estos momentos se necesita que el gobierno, la oposición y la sociedad en general se unan en este esfuerzo, dejando a un lado los intereses personales, partidarios y centrarse en el desarrollo humano. No hay dudas en las intenciones del presidente Danilo Medina que busca favorecer al pueblo, partiendo de ese objetivo, solo interesa que todos los representantes públicos o privados (senadores, diputados, sindicatos, organizaciones sociales y gobierno) trabajen para proponer una reestructuración de las instituciones del Estado que garantice la aplicación y el cumplimiento de las normativas legales, la eficiencia en la gestión administrativa, modificar la ley de pensiones, normalizar los salarios y eliminar las malas prácticas de la Administración.

La reforma fiscal es necesaria para impulsar la economía del país y cumplir con el programa de gobierno en beneficio de los/as dominicano/as (4% del PIB en educación, Plan de alfabetización, creación de 400.000 empleos, elevar el nivel de vida de la población que está por debajo del umbral de la pobreza, etc.). Este planteamiento de reforma no es una iniciativa exclusiva de República Dominicana, es el mecanismo que le da facilidad a los Estados para garantizar el bienestar y la redistribución de las riquezas, para garantizar los derechos fundamentales de las personas (alimentos, viviendas, educación, sanidad, etc.). Es herramienta que en mayor o menor medida han implementado la mayoría de los países, entre ellos las economías más avanzadas del mundo (Europa, Estados Unidos, etc.).
La población debe estar atenta a la reforma planteada por que es la herramienta necesaria para reconducir la economía en estos momentos de crisis, sin la cual se paralizaría la inversión; provocando un descrecimiento en los sectores productivos del país, más desempleo y un deterioro en el bienestar social de las personas.

En la actualidad aparecen falsos defensores que utilizan a la clase más vulnerable para defender sus pretensiones, los argumentos utilizados carecen de solidez, los creadores de esta crisis en Estados Unidos y Europa les ofrecían oportunidades de inversiones (viviendas) y negocios que le reportarían grandes beneficios para vivir mejor, pero esto fue un engaño que lo llevo a la ruina. Este es un momento histórico muy importante para el país, aprovechemos las iniciativas y buena voluntad que representa el presidente Lic. Danilo Medina quien propone modificaciones profundas que eviten las malas prácticas en todas las instituciones del Estados.

La esencia en la creación de un estado se basa principalmente en la recaudación de impuestos que propicie la administración de los intereses comunes de los ciudadanos, con un aporte proporcionar a los ingresos obtenidos, es el mecanismo más utilizado para la redistribución de la riqueza del país, que deben ser invertido para garantizar los derechos fundamentales de las personas (alimentos, viviendas, educación, sanidad, etc.).
Recomiendo a la población en general a involucrarse en la reforma fiscal propuesta por el gobierno haciendo las sugerencias que consideren oportunas, pero que no se dejen utilizar de los llamados representantes que solo piensan en sus intereses. La situación lamentable que están viviendo muchas personas a nivel nacional e internacional amerita que seamos más solidarios con ellos.

Facebook Comments