Rep. Dominicana debe utilizar diplomacia para lograr el desarrollo económico

 

 

Por Angelito Manzueta de la Cruz

El destacado diplomático y economista sueco Dag Hammarskjold, segundo Secretario General de las Naciones Unidas, expresó: “La diplomacia no es más que las acciones emprendidas para conseguir el entendimiento, la puesta en práctica de la razón, para impulsar la colaboración entre las naciones, con el fin de obtener la paz y el desarrollo económico”.

El influyente diplomático citado, murió en cumplimiento de los ideales que postulaba en un accidente de avión, cuando se dirigía a la República del Congo en misión de paz en 1961, este ejercía la Secretaría General de las Naciones Unidas, desde abril de 1953, cuando sustituyó a Trygue Lie primer incúmbete de esta importante organización mundial.

La República Dominicana ha utilizado la diplomacia desde los días de su fundación, unas de las primeras medidas de la Junta Central Gubernativa encabezada por Tomás Bobadilla, fue la designación de una comisión para buscar de otras naciones su apoyo para nuestra causa de ser una república libre.

Para 1849, el presidente haitiano Fabrique Soulouque, quien se había coronado como emperador con el título de (Faustino 1ro), buscaba apoyo para realizar una nueva envestida contra nuestro territorio, pero negociaciones por diplomáticos dominicano enviado por el presidente Buena Ventura Báez, obtuvieron de las potencias de Francia, España, Inglaterra y Estados Unidos, que declararan que no reconocerían el dominio haitiano en la parte este de la isla de Santo Domingo.

Cuando terminó el primer gobierno de Báez 1849-1853, en su última rendición de cuentas ante el Congreso este expuso entre sus logros “las buenas relaciones internacionales que poseía la R.D.”

En su segundo gobierno el General Pedro Santana 1853- 1856, buscó relaciones diplomáticas con Cerdeña, Antillas Holandesas, Estados Unidos y España, es bueno significar que dos de nuestro tres primero presidentes, Báez y Santana fueron caudillos anexionistas, que muchas de sus acciones diplomáticas que realizaron tenían un trasfondo proteccionista, donde ponían en juego nuestra independencia plena, pues buscaban protectorado, o arrendamiento de parte o de todo nuestro territorio. Posteriormente después de mediado y finales del siglo XIX, en los gobiernos de Báez y de Ulises Heureaux, utilizaron las relaciones internacionales para obtener préstamos muy onerosos para el país.

Ya en el siglo XX, nuestras relaciones diplomáticas fueron pasivas, solo durante la ocupación militar norteamericana se puede destacar que los intelectuales dominicanos utilizaron las relaciones internacionales, encabezado: Francisco Henrique Ureña y Jacinto Peinado Pereyra para obligar a que se retiraran en 1924 las tropas invasoras. En los 31 años del gobierno de Rafael L. Trujillo, por las características tiránicas de ese régimen, se puede afirmar que se utilizaron esas relaciones para consolidar su gobierno. Solo podemos destacar de su diplomacia el “Concordato” que fue un acuerdo realizado con la Santa Sede, después de mediado de la década del cincuenta.

En los gobierno de Joaquín Balaguer las relaciones diplomáticas se puede afirmar que no destacaron brillante alguna, quizás lo más destacable, fue el haber abierto un consulado en la Cuba castrista. Posterior al régimen balaguerista, con el desarrollo del sistema democrático se han incentivado las relaciones internacionales, destacándose la ampliación de delegaciones y embajadas en numerosos países, nuestros últimos presidentes han desarrollado una gran labor en conclaves extranjeros.

Recientemente el gobierno de Danilo Medina, estableció relaciones diplomática con China continental, pero para ello tuvo que romper con las relaciones que teníamos hace muchas décadas con la República Formosa o Taiwán. Pienso como algunos expertos  que la República Dominicana con ese acuerdo se beneficiara económicamente a corto y largo plazo con esta nueva relaciones; no obstante creo que quizás lo más conveniente para el país, era haber presionado para no  tener que romper del todo, con las relaciones del antiguo socio comercial y cultural.

Es bueno recordar que nosotros como país, fuimos fruto del apoyo de naciones amigas, que de no ser así, es probable que no hubiéramos logrado nuestra independencia. Bien lo dice el refrán popular, hoy por mi mañana por ti.

Las relaciones internacionales deben mejorar, como insinúa el título de este artículo, estimo que las relaciones internacionales deben utilizarse personas capaces para promover el país con el turismo, la cultura y el deporte; capaces de hacer exposiciones con conferencias y charlas, nuestra historia, el deporte y la cultura.

En una visita que realice en junio del año pasado a la sede de las Naciones Unidas, observe en un espacio dedicado al medio ambiente, un video donde se presentaba una ensenada de los Haitises, me gustaría haber visto también, Bahía de las Agilas, el Morro y otros puntos importante de nuestra geografía, lo mismo debe de hacerse en otros lugares de renombre de Estados Unidos, de Europa y de Asia.

En otra visita que realice también, al museo del Arte de New York, recorriendo sus pabellones, no vi ningún elemento cultural del pueblo dominicano, estoy seguro que con gestiones podemos tener allí una representación de la cultura taina, pues nuestros aborígenes no tuvieron el desarrollo de otros pueblos autóctonos de América como fueron los Mayas, Aztecas e Incas, así como de otros pueblos sudamericanos; no menos cierto es que su organización social, al dividir el territorio de nuestra isla en cinco cacicazgos y su vida pacifica sin sacrificios humanos, contrario a los ya mencionados son elementos destacables.

En cuanto al deporte afirmo también que debemos aprovechar, el triunfo logrado por la República Dominicana en el 2013, en el Clásico Mundial de Beisbol, el impacto de nuestros peloteros elevados al salón de la fama, lo mismo que la actuación de las llamadas “Las Reinas del Caribe” y también nuestros baloncelistas que participan en el mundial de su disciplina para con esto promocionar el país.

Facebook Comments